Fuerza de Policía de Mérida perseguirá al crimen en patrullas eléctricas

Fuerza de Policía de Mérida perseguirá al crimen en patrullas eléctricas

Con una impresionante flotilla de cuatro vehículos eléctricos, la policía municipal de la Mérida buscará combatir el crimen de la ciudad.

Los modelos serán un par de autos Nissan Leaf y otros dos Renault Twizy, autos cuyas amigables curvas y pequeñas llantitas son conocidas por infligir terror en los corazones de los criminales de todo el planeta.

Relacionado: Policías de Iztapalapa combatirán al crimen usando… ¿tabletas?

Los cuatro autos comenzarán a circular las calles de la ciudad yucateca inmediatamente.

Con la decisión de incluir autos que no usan ningún tipo de combustible para andar, Mérida se convierte en una de las primeras ciudades en América Latina en adoptar este tipo de vehículos como patrullas.

Las patrullas se cargarán en estaciones dispuestas frente al palacio municipal y cualquiera con un auto eléctrico podrá usarlas

Además de ser ecológicamente más amigables, los cuatro automóviles eléctricos supondrán un gasto de mantenimiento mucho menor, pues, al no haber combustión interna dentro del motor, este se desgasta menos y se mantiene trabajando por mucho más tiempo.

Mauricio Vila Dosal, presidente municipal de Mérida, indicó que la flotilla es sólo parte de un plan piloto que pronto podría verse ampliado con más unidades al servicio de la seguridad pública.

Algunos datos curiosos de las cuatro patrullas eléctricas de la Policía:

El Renault Twizy tiene una autonomía de 3 a seis horas por carga y su velocidad máxima es de 80 km/h.

Si las especificaciones del Twizy se te hacen poco, es porque el auto es usado para realizar entregas de paquetes en centros urbanos pequeños.

Por su parte, el Nissan Leaf puede atravesar 160 kms antes de requerir otra carga en su batería. Su velocidad máxima es de 140 km/h.

¿Será este el futuro de las patrullas del mundo?

También te interesará: Es un hecho: La televisión en 3D está oficialmente muerta



Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados