Crisis en Samsung: piden arrestar a su vicepresidente por corrupción

Crisis en Samsung: piden arrestar a su vicepresidente por corrupción

Un escándalo de corrupción a niveles multimillonarios empaña el prestigio del fabricante de teléfonos más grande del planeta.

El fiscal anticorrupción de Corea del Sur cree tener suficientes pruebas como para acusar a Lee Jae-yong, vicepresidente de Samsung, de malversación de fondos y corrupción a nivel corporativo.

Relacionado: Samsung lanzaría un smartphone que se convierte en tablet

Según las autoridades locales, Jae-yong pudo haber pagado hasta 36 millones de dólares al gobierno surcoreano para facilitar fusiones empresariales  y movimientos corporativos que empujaron a ‘Jay Y. Lee’, como se le conoce entre sus socios, a la vicepresidencia en 2012.

Jae-yong es heredero del actual patriarca de la familia fundadora de Samsung

KunHee

El llamado ‘príncipe de Samsung’ por ser el hijo de su actual presidente, Lee Kun-hee, podría salvarse de pisar la cárcel si el tribunal de justicia de su país descarta la orden de aprehensión por falta de evidencia.

Aún así, Jae-yong será retenido en su país hasta que concluya la investigación en su contra, misma que incluso podría manchar a la presidenta de Corea del Sur Park Geun-hye.

La presidenta de Surcorea también es acusada por corrupción y tráfico de influencias

Park

En The Wall Street Journal indican que el proceso judicial no afectará directamente las operaciones de Samsung, pero el probable arresto de su actual vicepresidente podría socavar algunos de los proyectos más ambiciosos de la empresa por ser él su principal promotor.

Tanto la empresa más importante de Corea del Sur como su mandataria enfrentan una grave crisis que podría afectar la economía de la pujante nación asiática, por lo que habrá que seguir muy de cerca el desarrollo de ambos fenómenos para estudiar su desenlace y consecuencias.

También te interesará: Samsung se disculpa por el escándalo del Note 7




Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados