Servicio Secreto obligó a Trump a renunciar al teléfono con el que tuitea

Servicio Secreto obligó a Trump a renunciar al teléfono con el que tuitea

Parte de los sacrificios que Donald Trump tendrá que hacer como presidente de Estados Unidos es abandonar su querido teléfono inteligente Samsung.

Por razones de seguridad, el Servicio Secreto le pidió al mandatario que entregara el smartphone desde el que escribe sus airados tuits varias veces al día.

Relacionado: ¿Qué pasará con el peso mexicano ante la llegada de Trump?

En su lugar, el presidente tendrá que usar un teléfono especial que cumpla con los estándares de seguridad que un político de su talla necesita para no ser víctima de los hackers.

Aun así, Trump amenazó con que seguiría tuiteando a su antojo, tal cual como lo ha estado haciendo por años, pero en lugar de hacerlo desde una cuenta oficial como la que usó Obama, continuará despotricando desde su famosa @realDonaldTrump.

Además, el nuevo teléfono tendrá un número diferente al anterior, lo que traerá consigo el fin de las insistentes llamadas provenientes de los socios, miembros de la prensa y amigos que contactaban directamente al ahora presidente de Estados Unidos.

Una vez que se enteró que el Servicio Secreto tendría que llevarse su Galaxy, Trump dijo sentirse preocupado por quedarse aislado de su medio favorito de comunicación.

Según Larry Johnson, antiguo miembro de la división encargada de la seguridad del comandante en jefe, los teléfonos que se le dan a los presidentes no sirven para mucho, pues la mayoría de sus funciones son desactivadas.

Ni siquiera se pueden hacer o recibir llamadas en un teléfono presidencial

El magnate convertido en mandatario no es el primer presidente en tener que renunciar a su teléfono personal por solicitud del Servicio Secreto. Se sabe que Obama también tuvo que hacer lo mismo por cuestiones de seguridad cibernética.

Sin duda, una vez que uno se vuelve presidente de una nación, hay que adoptar una actitud más inteligente y conciliadora, y en el caso de Trump, será complicado contener esa forma tan suya de comunicarse en internet.

Los encargados de la comunicación de la Casa Blanca tienen un gran reto que superar ahora que el tuitero más polémico de la red tiene en sus manos una relevancia que podría cambiar el destino de millones de personas en el mundo.

También te interesará: ¿Cuánto costó la Inauguración de la presidencia de Donald Trump?




Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados