¿Por qué la gasolina no baja a pesar de los estímulos que da el gobierno?

¿Por qué la gasolina no baja a pesar de los estímulos que da el gobierno?

Desde marzo el gobierno de Andrés Manuel López Obrador comenzó a aplicar estímulos al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) de las gasolinas y el diésel, sin embargo, los precios no han disminuido y en algunos lugares hasta han aumentado.

Al respecto, Arturo Herrera, subsecretario de Hacienda, explicó que esto se debe a que los gasolineros han aprovechado los estímulos del gobierno para aumentar su margen de utilidades.

El funcionario detalló en la conferencia matutina de AMLO que en comparación con el primer trimestre de 2018, los gasolineros se están quedando con un margen de beneficio de 70 centavos más por la venta de gasolina magna, lo que representa un 55% al alza.

Te podría interesar: La estrategia de AMLO contra las gasolineras que cobran precios excesivos

En el caso de la premium el margen es de 1.20 pesos, un 84% más que el año pasado; y en el diésel, la ganancia es de 47 centavos, un 36% al alza.

Herrera puntualizó que en realidad los distribuidores de gasolina se están quedando cerca del 63% de los subsidios del Gobierno, y solo el 37% del apoyo llega al precio final que pagan los consumidores.

Tras los señalamientos, Carlos Elizondo, líder gasolinero que representa a 870 distribuidores en todo el país, admitió ante Animal Político que han subido el margen de utilidades.

Sin embargo, explicó que el aumento se debe principalmente a dos factores: el desabasto de gasolina en enero y febrero que les dejó pérdidas millonarias, y a que las empresas que entraron con la reforma energética les cobran más sólo por “ofrecer el nombre y el prestigio de su marca”.




Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados