De no poder pagar la renta a tener empresa valuada en millones de dólares: AirBnb

De no poder pagar la renta a tener empresa valuada en millones de dólares: AirBnb
Netlog

Antes de ganar la confianza de las personas para aceptar dormir en la casa de desconocidos y se convirtiera en la mayor empresa de alquiler vacacional online, AirBnb fue la esperanza de unos jóvenes para ganar dinero extra y pagar la renta.

La historia se remonta a 2007 en San Francisco cuando Joe Gebbia envía un correo electrónico a su compañero de habitación, Brian Chesky para proponerle hacer un bed & breakfast, ofrecer un lugar de dormir con desayuno incluido.

Relacionado: ¿Te conviene rentar un Airbnb en vez de un hotel?

Fue así como compraron tres colchones de aire, los pusieron en su casa y crearon el sitio airbedandbreakfast.com para alquilarlos. Transformaron esa idea inicial y diez años después tienen una empresa con valor de más de 25 mil millones de dólares que ha logrado ser la peor pesadilla de las cadenas hoteleras.

Sus primeros huéspedes fueron dos hombres y una mujer que pagaron $80 pesos cada uno por el servicio, después de este primer gran éxito se dieron cuenta de que su idea tenía futuro y se pusieron en contacto con su antiguo compañero de habitación Nathan Blecharczyk para dar inicio de manera formal al proyecto.

En 2008 los fundadores tenían ya una versión final de Air Bed and Breakfast en la que toda la experiencia de alojamiento se resumía en tres clics, sin embargo, al presentarlo ante lo inversionistas éstos no estuvieron de acuerdo y ocho inversores ángeles los rechazaron y siete los ignoraron rotundamente.

Ante este fracaso, los emprendedores implementaron una peculiar estrategia de marketing durante la Convención Nacional Demócrata en Denver, crearon cajas de cereales Obama O’s y Cap’n McCains que vendían en la calle a $40 pesos. Cada caja incluía la información de la compañía. Tuvieron éxito y recaudaron $30,000 pesos que destinaron a la empresa.

Captaron la atención del inversionista Paul Graham quien los invitó a unirse a Y Combinator, un startup que ofrece dinero en efectivo a cambio de una pequeña parte de la empresa.

El siguiente paso para estos jóvenes fue buscar anfitriones, es decir, personas que estén dispuestos a alquilar sus casas, al encontrarlos se entrevistaron con ellos y tomaron fotos profesionales de las propiedades.

Para marzo del 2009 la compañía cambió su nombre al actual Airbnb. Su cobertura asciende a 2.000.000 propiedades en 192 países y 33.000 ciudades. Desde su creación en noviembre de 2008 hasta junio de 2012 se realizaron 10 millones de reservas.

gpa

Te podrá interesar: Conoce la nueva app para encontrar hospedaje


Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados