Este mexicano diseña algunos de los autos de carrera más rápidos del planeta

Este mexicano diseña algunos de los autos de carrera más rápidos del planeta

Este estudiante del Tec de Monterrey ya trabaja diseñado autos de carrera en el prestigioso centro de desarrollo de Infiniti, una de las firmas automotrices más respetadas del mundo.

Pero la historia de Alexandros Paleologos no comienza aquí, sino en Guatemala, tierra que lo vio nacer y que pronto abandonaría junto a sus padres para criarse en México.

Relacionado: Este mexicano creó un videojuego que enseña matemáticas ¡y es un éxito!

A pesar de ser hijo de padre griego y madre argentina, Alexandros ha vivido gran parte de su vida en nuestro país, y su educación también ha sido en gran parte en escuelas mexicanas.

Hace unos años Alexandros comenzó a estudiar una ingeniería en Diseño Automotriz en el Tec de Monterrey, Campus Estado de México, pero al poco tiempo consiguió una beca para embarcarse en una aventura que lo llevó a formar parte del equipo técnico de Renault Sport.

Apenas el año pasado, en 2016, el joven mexicano ganó una competencia en la cual participaron más de mil estudiantes de nuestro país, y en la cual salió como uno de los siete ganadores que viajarían a Reino Unido para trabajar en el centro de desarrollo Infiniti.

Así luce el auto en el que trabaja Alexandros

Desde entonces trabaja en un sistema aerodinámico para el QX30, un automóvil enfocado al mercado millennial, que busca ser el balance perfecto entre elegancia y desempeño.

Pronto, sus estudios en Reino Unido habrán terminado, por lo que tendrá que regresar a México para concluir su carrera y dar el siguiente paso en su vida profesional.

Quizá Alexandros se vuelva el próximo gran diseñador de autos mexicanos, pero lo que es seguro es que, a pesar de no haber nacido en México, este joven está poniendo el nombre de nuestro país muy en alto.

También te interesará: Mexicanos ganan certamen de innovación con cama inteligente




Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados