El horripilante futuro que les espera a los millennials

El horripilante futuro que les espera a los millennials

El futuro laboral que te espera es desolador, triste y mucho más complicado que el que experimentaron tus padres y abuelos.

Los millennials, ese sector de la población que nació en la era digital y que se siente tan cómodo en el mundo de los gadgets e internet, tienen una esperanza de vida más alta, por lo que probablemente tendrán que trabajar más para jubilarse.

Relacionado: ¿Eres millennial y sigues viviendo con tus padres? No eres el único

Respecto a la jubilación y el retiro, existen cada vez menos empleos que ofrecen esta prestación laboral tan común en los tiempos de nuestros padres, por lo que probablemente habrá que ir pensando en abonar a un ahorro de retiro desde ahora.

Además, lo cambiante de la tecnología obligará a los millennials a mantenerse vigentes en cuanto a lo más novedoso de gadgets y redes sociales se refiere, lo que podría acabar por agotar a nuestra generación mucho antes de su hora de jubilarse.

Por otro lado, la afición de los millennials por durar poco en los trabajos (de dos a tres años, según estudios de la AMPICI), no ayuda a crear la antigüedad necesaria para conseguir prestaciones laborales relevantes, como solía suceder con las generaciones anteriores.

La constante búsqueda por el trabajo perfecto en el que la vida social se encuentra en perfecto balance con las metas profesionales, hace que un millennial nunca ‘se ponga la camiseta’ de su empleo, volviéndolo el primer objetivo para los jefes que buscan cortar cabezas durante alguna reestructuración.

Conseguir un lugar permanente para vivir también parece ser uno de los grandes retos de esta generación pues lo millennials, al ser una de las generaciones peor pagadas de la edad contemporánea (según un estudio publicado por el New York Times), les es cada vez más difícil tomar riesgos como invertir en la compra de un hogar o pagar una hipotéca.

Esto, aunado a la cada vez peor posición económica que vivimos actualmente, hace que los millennials retrasen su madurez financiera y mental, congelando su adolescencia hasta bien entrados los 30 años de edad.

No sólo eso, sino que los reclutadores confían cada vez menos en los sucesores de la Generación X por su afición por saltar de un trabajo a otro en cuestión de meses o un par de años.

Además, las generaciones como la Z, la sucesora de los millennials, se perfilan como la siguiente gran ola de empleados comprometidos con su trabajo y preparados para enfrentar los retos del futuro, lo que pone en una posición muy precaria a los nacidos en los albores de la era digital.

¿Qué te depara el futuro? Tendrás que vivilo para averiguarlo.

También te interesará: Estos son los países preferidos por los millennials para trabajar



Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados