‘Si no puedes dejar que tus empleados trabajen en casa, contrata otros’

‘Si no puedes dejar que tus empleados trabajen en casa, contrata otros’
Netlog

Yan Lhert es un ingeniero de software que lleva más de una década trabajando para diferentes clientes, y en su camino descubrió la dicha de trabajar desde casa y la renuencia de los empleadores a permitir que sus subalternos hagan ‘home office’.

En una publicación de su blog, Lhert hace un llamado a los administradores del mundo para permitirles salirse de las oficinas para trabajar… o buscar nuevos empleados en quienes confiar.

También te interesará: Ya es legal ignorar los correos del jefe fuera de las horas de oficina

Porqué sólo trabajo de manera remota

Crear software para startups es un gran reto. No porque escribir código sea difícil, sino porque la mayoría de las startups se las ha arreglado para crear los peores lugares para trabajar posibles. En mis más de diez años de experiencia como ingeniero de software en startups, no he acabado de confiar en mis empleadores para garantizarme un ambiente de trabajo adecuado, y eso me disuade de hacer el mejor trabajo posible para ellos. Soy un individuo ambicioso y no quiero ofrecerle a mis jefes otra cosa no sea lo mejor de mí mismo. Le dedicaría a cualquier compañía mi 110%, pero la mayoría de los lugares donde he trabajado han buscado maneras de apagar mi máximo desempeño, por eso de aquí en adelante, pintaré mi raya y trabajaré sólo de manera remota.

Oficinas Abiertas

La mayoría de las startups están obsesionadas con los espacios abiertos, y es casi imposible encontrar compañías que no busquen implementar esta filosofía de alguna manera u otra.

Dicen que es porque quieren crear una cultura laboral ‘abierta y transparente’, pero los expertos saben que se trata que es lo peor que puedes hacer para evitar trabajar adecuadamente.

No mejora la comunicación ni la cultura laboral y es el peor enemigo de la privacidad y la productividad de los empleados.

El costo de esta filosofía es grande: los empleados son sometidos a pasar más de ocho horas diarias en casas de locos, lo que hiere su salud mental y coarta su potencial.

En palabras de DHH: ‘Las oficinas abiertas es un tirano de interrupciones constantes, profunda pérdida de privacidad y la muerte de la productividad’.

Horarios forzosos

Soy un ‘night owl’. Puedes pedirme que siente mi trasero en una silla frente a ti a las 8 o 9 de la mañana, pero eso sería un desperdicio. Estarías desperdiciando mi tiempo y el tuyo. No soy una persona matinal y comenzaré a ser efectivo cerca de las 11 de la mañana, pero mi mejor momento será en la tarde. Si me obligas a cumplir tus horarios, yo como empleado y tú como empleador perderemos.

Este es el proceso que seguiría si me obligas a estar en la oficina a las 9 de la mañana:

  • Tendría que levantarme temprano y apurarme para no llegar tarde. Ahí ya empezamos mal
  • Buscaría enfocarme y ser productivo en la mañana, lo que arruinaría el inicio del día y mataría mi buen humor
  • Me sentiría agotado por la tarde, que es cuando mejor trabajo
  • Tendría que beber litros de café para disparar mi productividad de manera artificial
  • Tendría que irme a casa justo en el momento en que me siento más productivo
  • No podría dormir bien por la cantidad de café que bebí horas antes y la preocupación de tener que levantarme temprano al otro día
  • Al final de la semana me sentiré cansado, frustrado, enfadado y decepcionado de mi pobre rendimiento

Como ves, es un círculo vicioso que sería devastador para mi bienestar físico y mental.

Si la ciencia ya confirmó que hay gente diurna y nocturna, ¿por qué no adaptarte a la forma en la que trabajan tus empleados ofreciendo mayor flexibilidad de horarios?

Estoy harto de trabajar por las mañanas. Es una pérdida de tiempo que me hace cometer más errores de los que debería. Sólo aceptaré trabajos que me den control de mis horas de trabajo, y no por flojo o antipático, sino porque de otra manera no puedo explotar todo mi potencial, que es lo que mereces de mí.

Filosofía de ‘sólo resultados’

ROWE (Results Only Work Enviroment) es una escuela de pensamiento que busca ofrecer la flexibilidad suficiente a los empleados para que sean más productivos y se sientan menos agobiados por las reglas estrictas de la oficina tradicional.

Si adoptas esta filosofía, verás mejores resultados. No importa cómo cumplas tus metas mientras estas acaben cumpliéndose. Si no puedes permitir que tus empleados trabajen desde casa, mejor busca otros en los que sí puedas confiar.

La cultura no crece por la gracia de la mirada celosa de un administrador que tiene a sus empleados frente a sus ojos. Todo lo contrario

Este texto es un extracto traducido del artículo de Yan Lhert ‘Why i Only Work Remotely’ y puedes encontrar su versión original en Medium.

También me interesará: Dale un vistazo a las increíbles oficinas de Microsoft


Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados