7 hábitos que te pueden dejar sin trabajo

7 hábitos que te pueden dejar sin trabajo

Llegar tarde a la oficina o ser un poco floja(o) no te hace mala persona, pero cuando ya es un hábito tu empleo puede estar en peligro. No repitas estos malos hábitos y pongas en riesgo tu trabajo.

Tu actitud profesional es la llave que te abre o cierra puertas. Un comportamiento que genere un impacto positivo, contar con la confianza de los compañeros de trabajo, y ser siempre una persona con ética, sin duda son elementos que permiten encontrar nuevas oportunidades profesionales.

Relacionado: Estos son los empleos que te robarán los robots en el futuro

Pero si por el contrario eres un elemento tóxico para la empresa, sin duda prescindirán de tus servicios. Uno solo de estos hábitos no provocará que te despidan inmediatamente, pero acumúlalos y verás lo que te espera…¡futuro desempleado!

Estos son los malos hábitos que podrían costarte el trabajo…

Llegar tarde… siempre

El tránsito en todo el mundo es terrible y complica predecir cuánto tiempo te tomará llegar a tu destino, por eso, llegar tarde una o dos veces es entendible, pero hacerlo toda la semana ya es pereza e irresponsabilidad del empleado. Es tu deber llegar a tiempo para cumplir con tus funciones.

Ser negativo todo el tiempo

No siempre debes estar de acuerdo con todo mundo, pero tampoco se trata de sabotear y desaprobar toda la ideas y opiniones de tus compañeros. A nadie le gusta la gente pesimista que echa abajo toda idea o propuesta de trabajo y genera un ambiente laboral hostil.

Quejarte en redes sociales

Es cierto que todos necesitan expresarse, ya sea sobre lo bueno o malo que les pasa en la vida y en el trabajo, el desacuerdo o enojo sobre un acontecimiento laboral, la conducta de tu jefe o problemas con un compañero, pero ¡hacerlo por Facebook! es el peor lugar que puedes elegir. No es una noticia que importe a todos tus contactos y menos si entre ellos se encuentran tus compañeros de trabajo.

Reportarse enfermo constantemente

No está mal enfermarse, pero reportarse como grave constantemente o más de dos veces al mes son sinónimos de exageración y mentira. Nadie te creerá y lo único que ocasionarás es que te despidan por ser una persona irresponsable e ineficiente que sólo ocasiona problemas. Sólo estás poniendo en tela de juicio tu profesionalismo.

Falta de aseo personal

Sin importar el código de vestimenta de tu empleo, siempre es de suma importancia cuidar el aseo personal. La falta de higiene o la ropa desaliñada dañan tu imagen profesional y transmite la idea de ser una persona descuidada e irresponsable.

Andar de chismosa (o)

En cualquier trabajo es inevitable enterarse de información de otras áreas y hasta de cosas de carácter confidencial que si se andan pregonando en todos lados pueden acarrear graves consecuencias. Si lo haces dañas tu reputación personal y profesional, te pueden despedir y dependiendo de la gravedad de las cosas hasta repercusiones legales puedes tener.

Procrastinación

Si eres una de esas personas que piensa que trabaja mejor bajo presión y dejas todo al último, quizá no te estés dando cuenta del impacto que esto tiene en tu jefe y compañeros de trabajo. Puede ser tu culpa que también los demás tengan que trabajar a marchas forzadas, lo cual no conviene a la empresa y terminarán por prescindir de tus servicios. Frenas el flujo de trabajo en lugar de hacerlo fluir.

Identifica tus malos hábitos y corrígelos para que avances en tu carrera profesional, créate hábitos positivos que resulten más valiosos para ti y para la empresa donde laboras. Esto te generará una mejor calidad de vida y te sentirás mejor en tu lugar de trabajo.

gpa

Te podrá interesar: ¿Necesitas trabajo? Facebook te lo da en corto




Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados