Empresas extranjeras que causaron euforia al llegar a México

Empresas extranjeras que causaron euforia al llegar a México

En días pasados Shake Shack causó euforia al inaugurar su primera sucursal en México, ubicada en la CDMX.

Durante su primer día de apertura cientos de capitalinos se dieron cita e hicieron filas de hasta tres horas para entrar, pero no es la primera vez que causa tal emoción la llegada de una empresa extranjera.

Cuando H&M abrió su primera tienda en 2012 en el centro comercial Santa Fe, CDMX, cientos de jóvenes asistieron y algunos recibieron tarjetas de regalo.

Lo mismo ocurrió cinco años después cuando se abrió la segunda tienda en el Centro Histórico.

La primera tienda de maquillaje Sephora se abrió en octubre de 2011. En esa ocasión también hubo gran convocatoria de mujeres que hicieron filas por horas para entrar.

Cuando Forever 21 abrió su primera tienda en 2012, ubicada en el Centro Comercial Paseo Interlomas, Estado de México, cientos de jóvenes llegaron una noche antes para ser de las primeras y recibir una tarjeta de regalo.

El éxito se repitió en 2014 cuando se inauguró la tienda ubicada en Madero, en el Centro Histórico y más de 3 mil jóvenes asistieron.

En 2016 se abrió la primera Apple Store en México, localizada en el Centro Comercial Santa Fe. Más de 500 personas acudieron al lugar e hicieron filas para poder conocer la tienda.

En septiembre de 2002, Alsea abrió el primer Starbucks en México en el Ángel de la Independencia en la Ciudad de México, al lado del hotel Sheraton, desde entonces ha expandido sus cafés a todo el país.

En 2017 se abrió el primer Starbucks en Tlaxcala, concretándose su llegada a todos los estados del país.

Miniso abrió su primera tienda en Galería Coapa, Ciudad de México en 2016. Desde entonces no ha parado de abrir tiendas en todo el país y actualmente tiene 5 mil sucursales.

Te podría interesar: Empresas mexicanas que desaparecieron y casi nadie recuerda




Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados