Trump ya construyó un muro y se lo cobró a sus ciudadanos

Trump ya construyó un muro y se lo cobró a sus ciudadanos

Donald Trump ya demostró ser un hombre de palabra y como bien lo prometió durante su campaña presidencial, ha dicho que construirá un muro entre la frontera de México y Estados Unidos. Además de declarar que eventualmente el precio lo pagarán los mexicanos.

Sin embargo, tal parece que al magnate le gustan mucho las barreras, pues además del muro en México, Trump ya ha construido uno en los límites de su exclusivo campo de golf en el noreste de Escocia, bloqueando la vista hacia el mar de los residentes locales que se negaron a vender sus casas. Y luego les envió la cuenta, según explican los afectados a The New York Times .

En 2012, el magnate construyó un muro que tapaba la visibilidad al mar de los vecinos que se negaron a irse de sus casas y venderle los terrenos a pesar de sus presiones.

David y Moira Milne ya habían sido amenazados con acción legal por los abogados de Trump, quienes afirmaban que una esquina de su cochera le pertenecía a él, cuando llegaron del trabajo a casa un día para encontrar a su personal construyendo una cerca alrededor de su jardín.

Los Milne ahora ondean una bandera mexicana en su casa de la colina, una ex estación de la guardia costera desde donde se ve la casa club del Trump International Golf Links siempre que llega de visita Trump.

Los mismo hicieron Susan y John Munro, que también se negaron a vender y ahora enfrentan un muro de barro de casi 4.5 metros de altura construido por la gente de Trump a dos costados de su propiedad.

La debilidad del magnate está en Escocia debido a que su madre, era escocesa y emigró a Nueva York en 1930. Trump visitó el lugar en 2008 cuando concertó el permiso de construcción para el primer complejo. Según publicó The Guardian en octubre, el magnate ha perdido 26 millones en sus dos complejos escoceses.

También podría interesarte: Muros que han hecho mejor su trabajo que el que piensa construir Trump

 




Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados