Las inquietantes predicciones de Alexander Graham Bell sobre el futuro que ya se cumplieron

Las inquietantes predicciones de Alexander Graham Bell sobre el futuro que ya se cumplieron

Alexander Graham Bell fue un inventor y empresario que cambió la forma en la que nos comunicamos a distancia, pero también era dueño de una inquieta mente que le permitió echarle un vistazo al futuro.

En 1917, Graham Bell escribió un artículo para la revista de National Geographic Society, organismo que había ayudado a fundar algunos años antes, en el que hablaba de lo que esperaba que fuera a suceder un siglo más tarde.

Relacionado: ¿Tu apellido podría ser un determinante en tu futuro?

Ahora que ese siglo ha pasado, podemos darnos cuenta de lo precisas que fueron las predicciones del inventor, quien contrario a lo que decían los científicos del momento, aseguró que la contaminación, más que enfriar la tierra, la calentaría en un efecto invernadero.

Además de eso, el empresario advirtió que el rápido avance tecnológico que la sociedad había sufrido desde finales del siglo XIX provocaría una serie de dependencias que hoy, a 100 años de distancia de esas predicciones, se han cumplido.

El consumo de carbón y petróleo se ha incrementado y estos recursos están estrictamente limitados en cantidad: podemos extraer carbón de una mina, pero nunca podremos devolverlo; podemos extraer petróleo de los embalses subterráneos, pero nunca podremos rellenarlos

A este vaticinio, Alexander Graham Bell añadió:

¿Qué haremos cuando no tengamos más (petróleo y carbón)?

Lo más fascinante de todo es que este hombre logró predecir que el mundo del futuro (el que vivimos actualmente) usaría la energía del sol para convertirla en electricidad, sentenciando:

Cada pueblo o ciudad tiene una vasta extensión de cielo expuesto al Sol. No hay razón por la que no debamos utilizar los tejados de nuestras casas para instalar aparatos solares para capturar y almacenar el calor recibido del Sol.

Graham Bell pudo, en una época aún impulsada por el carbón, predecir el ascenso de la electricidad, y luego el del petróleo; pero también imaginó un mundo en el que la energía solar y los biocombustibles eran aprovechados a nivel global.

Si este hombre lo predijo hace 100 años, ¿por qué no le hicimos caso y seguimos dependiendo de los combustibles fósiles?

También te interesará: Este mexicano pudo haber descubierto la clave para salvarnos de un futuro sin agua




Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados