Así funcionaban las computadoras que le permitían hablar a Stephen Hawking

Así funcionaban las computadoras que le permitían hablar a Stephen Hawking

Un sofisticado sistema informático creado por Intel era el que permitía a Stephen Hawking comunicarse.

Casi toda su vida, Hawking estuvo postrado en una silla de ruedas a causa de la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA). En 1985 perdió la voz debido a operación de emergencia, pero un novedoso sistema informático creado por Intel le permitió comunicarse nuevamente y hasta acento icónico le dio.

En 1997, el cofundador de Intel, Gordon Moore, le prometió a Hawking que la empresa se encargaría de sus necesidades informáticas de por vida. Y así fue. El científico usaba una computadora con un software predictivo, un sintetizador de voz y un sensor sobre la mejilla para detectar el movimiento.

El programa ACAT (Assistive Context-Aware Toolkit), que usaba Windows 10, le permitía interactuar con la computadora que mostraba un teclado en la pantalla y un cursor escaneaba automáticamente ese teclado por filas o columnas y con el movimiento de la mejilla podía seleccionar una letra.

El movimiento de mi mejilla era detectado por un interruptor colocado en sus anteojos. Esto le permitía dar conferencias:Las escribo y almaceno en el disco duro y después uso una parte del software llamada Lecture Manager para enviarlo al sintetizador de voz, párrafo por párrafo’.

Tenía un sistema de predicción de palabras de SwiftKey basado en el vocabulario de sus libros y conferencias, le bastaba con teclear los dos primeros caracteres para que apareciera la palabra completa y la icónica voz provenía del sintetizador Speech Plus.

Hawking dijo que había probado otros sistemas de asistencia como seguimiento ocular e interfaces cerebrales para comunicarse, pero su sistema le gustaba más. ‘Aunque (otras tecnologías) funcionan bien para otra gente, sigo encontrando más fácil usar el interruptor de mi mejilla’

El sistema que usaba se tuvo que ir adaptando con el tiempo a medida que iba perdiendo la movilidad. En la última etapa de su vida sólo era capaz de mover un músculo cerca del ojo.

Quizá te interese: Elon Musk y Stephen Hawking alertan sobre robot asesinos

Síguenos en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.




Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados