Muere Meerkat, esa app que nadie recuerda y que pocos usaron

Muere Meerkat, esa app que nadie recuerda y que pocos usaron

Luego de aparecer casi de la nada en algún momento de 2015, Meerkat, una app móvil para transmitir en vivo de forma sencilla y gratuita, murió oficialmente… y nadie la llora.

La muy breve historia de Meerkat comenzó con una fugaz pero decisiva revelación en la feria SXSW del año pasado, y luego de un rato acaparando las noticias tecnológicas, su luz comenzó a apagarse.

Relacionado: Facebook lanzará versión para empresas

¿Qué provocó el precoz final de esta aplicación? Entre otras cosas, Periscope, una app que hace exactamente lo mismo, pero que acabó enamorando más a los internautas que creyeron que las transmisiones en vivo serían el futuro del entretenimiento audiovisual.

Aún recordamos el ruido que algunos avispados usuarios de Meerkat hicieron al aprovechar la plataforma para convertirse en estrellas eróticas que transmitían en vivo su piel desnuda para ganarse unos dólares. A pesar del potencial, la moda se apagó como en tres semanas.

Hoy Meerkat fue retirada de la tienda App Store de forma definitiva, lo que marca el final de su pasajera existencia. Ben Rubin, fundador de Life On Air, firma detrás de la app, anunció la noticia a través de un parco tuit.

De hecho, esta app no es la única víctima de la repentina indiferencia por las transmisiones en vivo, pues Periscope, otra ‘gran plataforma’ para el mismo cometido, ya muestra señales de su predecible final.

¿A quién si no Facebook le debemos la estrepitosa caída de Meerkat? Hoy por hoy, los más de 1.7 mil millones de usuarios que usan la red social de Zuckerberg ya tiene acceso, sin necesidad de apps adicionales, a una herramienta que hace justo lo que hacía la hoy fallecida aplicación de la suricata vigilante: abrir una ventana a nuestras vidas para que todo mundo asome los ojos a ver qué sucede.

También podría interesarte: El Imperio Romano casi nos deja sin Facebook




Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados