Jóvenes mexicanos, de los que más tardan en salirse de casa de sus padres

Jóvenes mexicanos, de los que más tardan en salirse de casa de sus padres

Mientras unos logran grandes cosas en nombre de su país, otros simplemente se niegan a salirse de casa de sus padres.

Algunos incluso superan los 30 años de edad y aunque tienen trabajo y buenos ingresos, no quieren destinarlos a pagar una renta en otro lugar.

Relacionado: Estos son los 5 empresarios mexicanos más ricos que Trump

La cosa no termina aquí, pues la CONDUSEF dice que esta tendencia va en aumento, lo que podría significar que los padres tendrán que aguantar a sus retoños más de tres décadas en casa.

El promedio de edad en la que los mexicanos rentan solos, con amigos o en pareja, es de 28, pero la comisión dice que este límite podría ir en aumento.

Sabemos que pagar renta, luz, agua, gas, transporte y comidas es una verdadera pesadilla para quienes apenas ganan lo suficiente para cubrir dichos gastos, pero eso es parte de la vida que elegimos llevar.

Quedarse en casa aún cuando ganamos más de 15 o 19 mil pesos no es hacerle un favor a nuestros padres, y más cuando ellos ya tienen suficientes problemas como para tener que lidiar con nosotros.

Eso sí, quedarse en casa y evitar pagar una renta permite ahorrar lo suficiente para luego comprar un inmueble, pero por lo regular ese no es el plan de quienes tienen 30 y aún no abandonan el nido.

En Suecia los jóvenes se independizan completamente a los 19,6 años de edad, mientras que en Dinamarca el promedio es el de 21 años y en Finlandia 22.

En promedio los mexicanos disfrutan de casi seis años más de no tener que pagar comidas ni rentas.

¿Cuál es la solución a este fenómeno? La CONDUSEF recomienda irse a vivir con roomies para aligerar gastos o incluso buscar becas para pagar los estudios universitarios o de posgrado.

gtb

También te interesará: Estudiantes mexicanos crean dispositivo que ‘hará ver’ a personas con debilidad visual




Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados