Estudiantes mexicanos crean dispositivo que ‘hará ver’ a personas con debilidad visual

Estudiantes mexicanos crean dispositivo que ‘hará ver’ a personas con debilidad visual

‘Queremos ver un futuro cercano en el que las personas ciegas usen nuestro producto y que este les ayude en sus vidas,’ dijo María Fernanda López, integrante de Anxech, empresa que creó un dispositivo que ayuda a los débiles visuales ‘a ver’ nuevamente.

Anxech y su producto estrella nacieron de la unión de los talentos de dos ingenieros mecatrónicos, una diseñadora industrial, una experta en textiles, una mercadóloga y una mujer altruista que se dieron a la tarea de crear Ándalo.

Relacionado: Abarroteros mexicanos le plantan cara a los supermercados extranjeros

Ándalo ayuda a los débiles visuales a caminar con mayor seguridad y sin miedo a tropezar o golpearse con objetos que hay en el camino.

A través de leves vibraciones en el pie, Ándalo avisa de cualquier peligro a su usuario, incluidas coladeras que comúnmente se encuentran destapadas en las ciudades de México.

Ándalo se coloca en los zapatos de su usuario y usa sensores para detectar obstáculos.

Para crear el dispositivo, los estudiantes de Puebla, con apoyo de una incubadora de empresas de la Universidad Iberoamericana y el expertise de Ricardo Mastachi Torres, su mentor, se entrevistó a varias personas con debilidad visual para saber cómo podrían satisfacer sus necesidades.

El resultado de la investigación fue un aparato que vibra para avisar de peligros.

Al principio se pensó que sería buena idea hacer un aparato que sonara, pero esa idea fue descartada debido a que el sonido era muy invasivo con uno de los sentidos que más usan los ciegos para moverse en el mundo, su oído.

Una vez hecho el primer prototipo se probó con una persona ciega de nacimiento que tuvo que atravesar un camino lleno de obstáculos con el fin de saber qué tan bien funcionaba.

Después de varios minutos de tensión, el voluntario llegó al otro lado sin haber chocado con ninguno de los obstáculos. Fue en ese momento cuando los estudiantes sintieron un gran alivio al ver que Ándalo funcionaba.

Ándalo trabaja a través de un sensor ultrasónico que se amarra a la rodilla del usuario, y esta va conectada a una pinza de plástico que se aferra al pie, donde también se encuentra otro sensor.

El dispositivo completo es bastante cómodo de usar y es capaz de detectar obstáculos a más de un metro de distancia.

Ándalo nace de mentes mexicanas con el único fin de hacer un mundo mejor y más justo para los débiles visuales de todo el planeta.

gtb

También te interesará: Este alimento del futuro es mexicano y tiene un ingrediente bastante peculiar






Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados