Las MacBook Pro no son compatibles ni con el iPhone 7

Las MacBook Pro no son compatibles ni con el iPhone 7

Las MacBook Pro que Apple presentó en su keynote del pasado 27 de octubre son poderosas y elegantes, pero tienen un gran problema: serán la tortura de quien las tenga.

Estas laptops de elevadísimos precios y especificaciones técnicas casi divinas están pensadas para los ingenieros de audio, diseñadores de video y expertos de la fotografía, pero su falta de compatibilidad con los dispositivos que todos estos especialistas necesitan, le quitarán protagonismo.

Relacionado: ¿Qué es el OLED que tienen las nuevas MacBook Pro de Apple?

Las MacBook Pro nuevas tienen cuatro conectores USB-C que son tecnología aún demasiado nueva como para que existan muchos dispositivos externos que funcionen con ella.

La mayoría de las pantallas disponibles en el mercado son HDMI o VGA. Casi todas las cámaras fotográficas profesionales tienen entradas USB 3.0 (las tradicionales) y un 95% de las cámaras de video en venta usan memorias que no trabajan con las nuevas portátiles de Apple… a menos que uses un adaptador.

Para que un especialista satisfaga sus requerimientos técnicos y conecte pantallas, discos duros externos y cámaras necesarias para llevar a cabo su trabajo, tendrá que comprar adaptadores increíblemente caros que, por su puesto, Apple ya tiene a la venta a elevados precios.

Incompatibilidad con sus propios productos

Adaptador

Aunado a esto, está la gran contradicción de diseño del último smartphone de la marca con su más reciente portátil de uso profesional.

El Apple 7 se deshizo de los auriculares con entrada de 3,5 milímetros, pero las nuevas MacBook Pro aún lo conservan.

Peor aun, para cargar tu iPhone 7 con entrada Lightning en las nuevas portátiles de Apple hará falta echar mano de un adaptador que, hasta la fecha, no existe.

Los audífonos que vienen con el teléfono de Apple tampoco podrán usarse con las MacBook Pro que conocimos el 27 de octubre pues estos son Lightning y no USB-C, como los puertos presentes en la portátil.

El iPhone 7 no usa jack de 3,5 mm, pero la MacBook Pro sí

iphonelightning

Grandes costos

Apple vende en sus tiendas físicas y en línea un sinfín de adaptadores que no hacen sino revelar que la empresa sabe perfectamente que sus productos no son compatibles con la mayoría de las herramientas que sus clientes usan.

Los hay de USB-C para USB-C, de USB-C a USB tradicional, USB-C a VGA, USB-C a HDMI, USB-C a Lightning, MagSafe a MagSafe 2 entre otros que no vale la pena ni mencionar por la gran cantidad que hay disponibles.

Screen Shot 2016-10-31 at 9.15.56 AM

Apple se rehúsa a usar tecnología disponible en, al menos 85% del mercado: el USB tradicional y las entradas Micro USB presentes en laptops, dispositivos móviles y accesorios de la gran mayoría de fabricantes.

Hay adaptadores de $500 pesos hasta de $1,200 pesos, lo que hace que una computadora que Apple pretende vender en más de 65 mil pesos necesite de otro importante desembolso únicamente para hacerla compatible con la gran mayoría de los dispositivos a la que necesitamos conectarla.

Apple no está abriendo las puertas al futuro, lo está forzando en nuestras vidas y los que pagarán por esa entrada seremos tú y yo.

También te interesará: Todo lo que te perdiste de la keynote de Apple de hoy

 




Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados