Nintendo aprende a la mala que Mario Bros. no es garantía de éxito

Nintendo aprende a la mala que Mario Bros. no es garantía de éxito

Lo que todos creían que sería un éxito de las dimensiones de Pokémon Go acabó apagándose, no con un destello, sino con un ‘meh’.

Super Mario Run, el primer intento de la japonesa en traer a su franquicia más potente a plataformas móviles ajenas, no ayudó a levantar las acciones de Nintendo como se esperaba.

Relacionado: El mundo de Nintendo también llegará a los parques de Universal en EU

En realidad, desde hace cinco días, el valor de las acciones de Nintendo descendió aproximadamente 15%, lo que deja en muy mala posición a la anunciada unión entre Apple y la firma nipona.

En julio, cuando salió Pokémon Go, sus acciones se dispararon 9.3% en la Bolsa de Valores, añadiendo más de 7.5 mil millones de dólares al valor de Nintendo, pero esta vez, el efecto se revirtió.

Super Mario Run requiere una conexión a internet para jugarlo

SPR

Hasta el momento no se sabe exactamente qué fue lo que falló con Super Mario Run, pero su mediocre aceptación por parte del público podría disuadir a Nintendo de continuar intentando entrar al mundo móvil.

Quizá sea que el juego cuesta 10 dólares (Apple lo vende como ‘gratuito’ en el App Store) o que se trata de un título que no brilla ni innova, sino que se limita a cumplir con lo esencial: divertir al usuario por un par de minutos.

Pero Pokémon Go también la necesitaba… ¿no te acuerdas?

PokemonGo

Ni Mario pudo salvar a la primera aventura de Nintendo con iOS. En un mercado lleno de compañías que hacen éxitos de la talla de Candy Crush Saga o FarmVille. (¿Alguien recuerda la locura que desató ese juego?), será difícil mantenerse relevante.

Quizá con un par de ajustes a su jugabilidad, un cambio a su esquema comercial y el inminente lanzamiento en Android, el destino de Super Mario Run cambie drásticamente, pero eso parece improbable.

También te interesará: Todo lo que hay que saber de la Nintendo Switch




Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados