La campaña por la que acusan a Miniso de discriminar a los “clientes pobres”

La campaña por la que acusan a Miniso de discriminar a los “clientes pobres”

El pasado 20 de marzo la cadena de tiendas chinas, Miniso, generó gran expectativa porque no había peluches en ninguna de sus sucursales en México y los aparadores donde usualmente se ubican, estaban vacíos.

Los peluches son uno de los productos más vendidos, según cifras de la propia empresa, representan el 8% de las ventas totales.

En pocas horas Miniso se convirtió en tendencia en Twitter, bajo el hashtag #NoHayPeluchesMiniso, donde los clientes manifestaban su preocupación por la escasez del producto.

De acuerdo con mediciones de Tweetreach, la etiqueta #NoHayPeluchesMiniso generó en tan sólo 100 tweets un alcance de 1 millón 187 mil 649 impresiones alcanzando a poco más de 991 mil 482 cuentas.

Este jueves el misterio terminó y se reveló que todo se trató de una campaña de Miniso para regalar peluches a las personas.

A través de sus redes sociales, Miniso publicó un mensaje para invitar a etiquetarlos si recibían uno de los peluches.

Sin embargo, la campaña no fue tan bien recibida por los clientes, quienes los acusaron de discriminarlos por “ser pobres”, pues sólo las regalaron en universidades privadas como: La Salle, Anáhuac y la Ibero.

A pesar de que los peluches se regalaron en lugares públicos como parques, plazas comerciales y hasta en el tren suburbano, esto no cumplió con las expectativas de todos.

Varios estudiantes cuestionaron que no regalaran peluches en universidades públicas como la UNAM.

Otros los invitaron a regalar los artículos a niños necesitados y no en zonas donde “tienen dinero”.

 




Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados