Red Compartida genera más dudas que certezas

Red Compartida genera más dudas que certezas

La Red Compartida Mayorista es un proyecto que pretende ampliar el número de empresas que ofrecen servicios de telefonía e internet móvil en el país, con lo cual los mexicanos tendrían más opciones y, eventualmente, menores precios.

De los 21 consorcios y compañías que mostraron interés, y de los cuatro grupos que la SCT consideró como posibles postores, sólo dos consorcios presentaron sus ofertas técnicas y económicas el pasado 20 de octubre: Altan y Rivada Networks.

El consorcio de Altan está conformado por Megacable, Axtel, Marapendi, IFC, CMF, Fidecomiso de Coinversión, Hansan, FF Latam e IGI. Los principales socios financieros serán Morgan Stanley e International Finance Corporation, parte del Banco Mundial, quienes aportarían 60% del capital comprometido.

En tanto, Axtel y Megacable participarían en el grupo sólo mediante una serie especial de acciones sin derecho de voto y sin influencia significativa en su administración.

Por otro lado, el Consorcio Rivada sólo se conforma con dos empresas: Rivada Networks y Spectrum Frontier LP. Rivada Networks s una empresa especializada en el manejo de redes y telecomunicaciones con sede en Irlanda y con capital estadunidense.

De acuerdo con especialistas, parece ser un consorcio mucho más sencillo y fuerte competidor mundial, en el que hay más claridad en sus socios. Mientras que Spectrum Frontier es una organización peculiar, tendiente a diseñar políticas públicas en telecomunicaciones que creen soluciones novedosas.

Rifada, por su parte, es representada por Luis Guillermo Alarcón, CTO  de Rivada Networks para América Latina. Rivada Networks tiene a Juan Ludlow, que fue coordinador de asesores de la Cofetel.

Ernesto Piedras, especialista en telecomunicaciones, dijo en entrevista que no es un proyecto viable debido a la poca competitividad en el sector.

“En un periodo de reformas existe una competencia muy acotada, por lo que hay un alto riesgo de colusión. Además, es un proyecto que tiene grandes riesgos tecnológicos”.

Para el director de la consultora The Competitive Intelligence Unit el mejor panorama sería replantear un proyecto con un formato alternativo y más competencia que garantice al usuario final más variedad de servicios y menos prácticas monopólicas.

“Es un proyecto contradictorio y riesgoso. Sólo un país, Ruanda, ha limitado la operación de las redes comerciales, por lo que la autoridad debe tener plena certeza de que estos postores tienen la capacidad de desarrollar lo que se promete”.

Ambos consorcios deberán comprobar que tienen al menos dos años de experiencia en la administración, dirección y operación de proyectos con la complejidad que implica la Red Compartida Mayorista.

(Con información de agencias) 

También podría interesarte: Estas son las dos compañías que irán por la Red Compartida




Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados