El muro de Trump está condenado y la Historia lo ha demostrado más de una vez

El muro de Trump está condenado y la Historia lo ha demostrado más de una vez

Mientras Trump se prepara para firmar la orden de construcción del muro que dividirá físicamente a México y Estados Unidos, nosotros aprovechamos para investigar más sobre otros famosos muros de la historia humana.

Si algo ha demostrado el avance de la civilización es que ninguna barrera física entre dos pueblos es inexpugnable y que sus ladrillos caerán tarde o temprano.

Relacionado: Trump hará que México pague por el muro

Ya sea por abandono, las inclemencias del clima o la destrucción derivada de un asedio o un proyectil bien colocado en algún punto estratégico, los muros que las diferentes civilizaciones han impuesto también han caído, demostrando que la humanidad fue hecha para permanecer unida.

Hasta hace unos 800 años, los muros tenían lógica: servían para defender un pueblo de algún invasor. Sin embargo, conforme el uso de la pólvora se fue popularizando, el uso de las grandes murallas de piedra fue perdiendo relevancia hasta desaparecer (casi) del todo.

Por alguna razón, en pleno siglo XXI, Trump quiere colocar otro muro, uno impresionante que, según él, medirá más de 1,600 kilómetros de largo, 12 metros de largo y 25 centímetros de ancho; una verdadera barrera digna de cualquier feudo medieval.

Vale la pena explorar la historia de la humanidad para ver cómo le ha ido a otros muros construidos por reyes, emperadores, terratenientes y dictadores.

Las Murallas de Diyarbakir

Se encuentra en Turquía y delinea una periferia de 5.4 kilómetros que rodea la ciudad de Diyarbakir, al sureste del país.

Fue construida con roca de origen volcánico y tabiques de adobe que mantuvieron fuera a los invasores durante siglos hasta que descubrieron una manera de vulnerarla y violar su perímetro.

A lo largo de su extensión se levantaron 82 torres de observación que dividían a la ciudad de cualquier amenaza exterior.

Muros de Babilonia

Construidos hace más de 2,500 años en lo que es ahora Irak, la estructura fue levantada para separar a la civilización más poderosa de aquel entonces del resto del mundo.

Su punto más famoso fue la Puerta de Ishtar, la entrada principal a la ciudad por la que diariamente entraban y salían toneladas de semillas, telas, aceites y productos provenientes de todos los rincones del mundo conocido.

Actualmente sólo parte de la muralla se encuentra restaurada, mientras que el resto permanece en ruinas desde la caída de la civilización que guardó por siglos.

El Muro de Adriano

La construyeron los romanos para separar al pueblo escocés de las colonias en Bretaña hace unos 1800 años.

Su impresionante estructura recorre del Mar Irlandés al Mar del Norte, atravesando el horizonte septentrional de Inglaterra. Su largo total era de poco más de 177 kilómetros, pero ni eso ni la gran cantidad de legiones romanas que la defendieron, fueron capaces de evitar que los pueblos que separaba volvieran a unirse nuevamente.

Murallas de Troya

Hace 3,200 años, la magnífica ciudad de Troya se levantaba entre los páramos yermos de lo que actualmente es el norte de Turquía.

Es uno de los muros más viejos que existen actualmente y marca el punto en el que los arqueólogos excavan en búsqueda de los acontecimientos que tomaron lugar en la legendaria Ilíada.

Su potente estructura resistió un gran número de asedios a lo largo de varias décadas, hasta que sus tabiques comenzaron a ceder ante la furia de los enemigos de la ciudad.

Actualmente hay algunas secciones del muro visibles para el público, pero el tiempo ha borrado gran parte de su propósito original.

Muralla China

Un emperador chino quiso separar a su pueblo de las tribus que habitaban el norte de lo que hoy es China, pero su masiva estructura de más de 55 kilómetros de largo no evitó que algunos invasores se colaran en el territorio de la Dinastía Ming.

La ambición que representa este proyecto le da el título de la barrera artificial más grande del mundo. Ni Trump, con todo su poder, podría realizar una proeza arquitectónica como esta.

Muro de Berlín

Es una de las construcciones modernas más polémicas de la historia. Fue edificada por los soviéticos durante la Guerra Fría, a principios de los años 60, y dividió la capital alemana por más de dos décadas.

Finalmente, como todas las murallas de la historia, esta fue derribada para convertirse en un recordatorio más de que las divisiones nunca serán permanentes y menos cuando existe un pueblo dispuesto a hacer lo que sea para borrarlas.

Barrera Israelí de Cisjordania

Sin duda uno de los proyectos más cuestionados de la historia moderna.

Fue construida por el Gobierno de Israel para mantener a los palestinos fuera de lo que hace unas décadas era su territorio.

Se extiende entre Cisjordania e Israel y aún permanece en construcción.

Se espera que abarque 721 kilómetros una vez que su edificación se concrete en los próximos años.

Si Trump construye su muro, ¿cuándo caerá? O quizá la pregunta más acertada sería: ¿Podrá terminarlo?

También te interesará: 3 presidentes de EU que han sido peores con México de lo que Trump podría ser



Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados