La historia de cómo una cebolla decidió desafiar a Trump en Twitter

La historia de cómo una cebolla decidió desafiar a Trump en Twitter

Un día, un grupo de internautas decidió hacer enfadar a Trump y desafiar su popularidad en Twitter usando un método de trolleo muy poco ortodoxo.

Conoce a Half An Onion (Media Cebolla), una cuenta de Twitter supuestamente administrada por la mitad de una popular planta que preferiríamos ver en un guiso y no desafiando a un presidente.

Relacionado: EPN ya tiene listo a su equipo para negociar el TLCAN con Trump; ¿lo logrará?

Junto con la inseparable bolsa Ziploc que la protege de los elementos, Media Cebolla ha logrado reunir a más de 214 mil seguidores que diariamente comparten y dan retuit a sus hilarantes comentarios sobre el mandatario de Estados Unidos.

En su descripción de perfil, la cuenta detalla su objetivo de la manera más honesta posible:

Sólo estoy aquí para tener más seguidores que @realDonaldTrump

La cuenta nació el 20 de enero pasado, el día en que Trump realizó su juramento como el presidente número 45 de los estadounidenses.

Desde que Trump se unió a Twitter en 2009, su cuenta ha acumulado más de 21.7 millones de followers, pero @HalfOnioninABag ya acumuló más de 200 mil en apenas cuatro días.

“Sigue siendo un gabinete mejor que el de Donald Trump”

¿Será capaz esta planta molestar al presidente de Estados Unidos?

Recordemos que Trump es ahora el mandatario de un poderoso país y que su facilidad para perder los estribos en Twitter es legendaria, así que quizá no sea buena idea continuar con eso de querer enfadarlo.

Al respecto, el usuario que se hace pasar por un viejo presidente de México tiene algo que decir:

Internet es una herramienta maravillosa que puede usarse para lograr grandes cosas en favor de la humanidad, pero cuando tantos se unen debajo de una bandera tan insólita, uno se llega a cuestionar si nuestra especie realmente merece internet.

También te interesará: Trump firma salida de Estados Unidos del TPP




Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados