2016 fue un mal año para los smartwatches porque ‘no sirven para nada’

2016 fue un mal año para los smartwatches porque ‘no sirven para nada’

Los expertos vaticinaron que 2015 y 2016 serían un buen par de años para los relojes inteligentes, pero sus pobres ventas mostraron lo equivocados que estaban.

Resultados anuales divulgados por los analistas del portal eMarketer revelaron que el mercado de smartwatches no creció más allá de los primeros consumidores que se hicieron de un reloj Fitbit o Apple Watch durante el año pasado.

Relacionado: Mercado de smartwatches se desinfla: el gran perdedor es Apple

Además, las ventas de estos aparatos en todas sus presentaciones sólo crecieron 24.7%, muy por debajo del 60% que se había previsto a principios de año.

Este desolador fenómeno ha obligado a empresas como Apple a rediseñar su estrategia de mercado con el fin de impulsar las ventas de su Apple Watch, el reloj que prometía revolucionar la industria de los smartwatches.

Obvias razones

La verdad es que la gente dejó de comprar relojes inteligentes porque estos simplemente no son lo suficientemente útiles como para justificar su precio de $100 o $200 dólares.

La mayoría de las pilas de los wearables no duran más de una semana por carga, y sus constantes actualizaciones de hardware no permiten tener un aparato que se mantenga vigente por más de dos años.

La pila del Pebble dura una semana por carga, pero es no es suficiente

Peburu

Si exploras el mercado tradicional de los relojes, puedes darte cuenta que uno puede durarte toda la vida, incluso lo suficiente como para heredarlo, pero en el mundo de los relojes inteligentes, estos pierden relevancia una vez que sale una versión más reciente.

Actualmente, un Apple Watch no posee una interfaz intuitiva o una pila que dure lo suficiente como para hacerlo cómodo de usar, además de que sus funciones son muy limitadas.

La mayoría sólo sirve para recibir notificaciones, pero no para contestarlas

Razer 12.49.12 PM

Algunas marcas como Samsung venden su Galaxy Gear como una opción para no volver a tocar tu smartphone, pero varios usuarios han reportado que es tan complicado leer o responder correos y mensajes en su reloj que optan por sacar su teléfono para hacerlo.

Además, su constante dependencia a los teléfonos inteligentes los hace más un accesorio incómodo de usar que una verdadera herramienta que solucione problemas.

Apple fabricará Apple Watch reconstruidos para levantar sus ventas

AW

La verdad es que la tecnología actual no permite tener wearables que hagan más que monitorear nuestro pulso y calcular las calorías quemadas durante una caminata, por lo que la gente opta por conservar su smartphone en lugar de hacerse de un smartwatch.

¿Crees que tener un reloj inteligente es conveniente de verdad o consideras que esta tecnología aún está en pañales?

También te interesará: ¿Qué tan peligrosa es la radiación de los smartphones?




Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados