Gwipe, la startup que limpia tu auto sin agua

Gwipe, la startup que limpia tu auto sin agua

Lavar el auto es una actividad que consume entre 40 y 400 litros de agua. En la Ciudad de México se utilizan cerca de 16 mil 640 millones de litros del líquido cada año con este fin, mientras millones de habitantes de la capital del país (particularmente en delegaciones como Iztapalapa) padecen por la escasez de este recurso.

Gwipe es una startup mexicana quiere contribuir a cambiar el panorama al limpiar autos sin agua, empleando productos biodegradables elaborados a base de plantas.

La empresa brinda el servicio bajo demanda a través de una aplicación móvil en la que los usuarios solicitan que un ‘Gwiper’ (limpiador) acuda al lugar donde está estacionada la unidad. La firma ofrece limpieza de carrocería, vidrios, rines y llantas; así como encerado de la unidad, con precios que van de los 70 a 105 pesos, con cargo a tarjeta.

Por el momento la startup opera en cinco zonas de la capital del país: Condesa, Escandón, Nápoles, Roma y San Miguel Chapultepec, pero prevé llegar a colonias como Polanco, Anzures, Lomas de Chapultepec y algunos corporativos de Santa Fe en los próximos meses.

Manolo Sánchez, fundador y director general de la empresa, menciona que también están en pláticas con empresas y plazas comerciales para expandir el servicio en la Ciudad de México y el interior de la República.

Limpieza práctica

El emprendedor explica que la idea detrás de Gwipe surgió mientras trabajaba en la Torre Arcos Bosques (el edificio en Santa Fe que los capitalinos conocen mejor como “El Pantalón”), en cuyo estacionamiento estaba prohibido lavar vehículos.

Esto le hizo pensar en una solución para los inconvenientes de mantener un vehículo limpio, como la seguridad, regulaciones sobre el uso de agua, falta de tiempo para llevarlo a un autolavado, entre otras.

En octubre de 2015, Sánchez sumó a cinco accionistas para reunir la inversión necesaria para abrir la empresa, el pasado mayo lanzaron la app y un mes más tarde arrancaron operaciones de forma oficial, con 50 ‘Gwipers’ (limpiadores) que dan servicio de 9:30 a 16:30 horas.

Durante el primer trimestre de operación (junio-agosto), la app ha sido descargada 1,500 veces y se han realizado 6,200 servicios de limpieza, es decir, aproximadamente 2,000 por mes. La meta es alcanzar los 50 mil servicios mensuales en un año.

Pero llegar a esa meta, la empresa debe superar un reto común para las plataformas de servicios bajo demanda: los altos costos.

“Ahorita el gasto es elevado porque el margen que tenemos como negocio es bajo”, señala Manolo Sánchez y explica que el ‘Gwiper’ recibe aproximadamente el 50% de cada servicio, mientras el 50% restante cubre el costo del producto, mantenimiento de la app, comisiones bancarias y gastos administrativos.

“La operación hoy nos cuesta mucho, pero los accionistas estamos haciendo un esfuerzo por mantenerla y crecerla poco a poco. Esperamos que a mediano plazo se pueda estabilizar y se mantenga solo”, expone.

Para ello, robustecerán la app para mejorar la experiencia del usuario. La nueva versión permitirá programar el servicio con antelación, además de establecer un programa de referidos y códigos de promoción.




Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados