La increíble historia de emprendimiento de Walt Disney

La increíble historia de emprendimiento de Walt Disney
Netlog

Todos conocemos a Mickey, el ratón que catapultó a un completo desconocido a la fama internacional.

Su legado perdura aún hoy, a más de 100 años del nacimiento del hombre que dio a conocer su apellido en todos los rincones del planeta.

Relacionado: Disney, otra interesada en comprar Twitter

Sin embargo, antes de la mascota oficial de Disney y la primera animación que la hizo famosa a nivel internacional, hubo un hombre pobre, hijo de una maestra de escuela y un campesino, que llegó a Los Ángeles con $40 USD en el bolsillo y la mente llena de ideas.

Su nombre era Walt Disney, y su historia de emprendimiento es una singular fuente de inspiración para millones de personas.

Comenzó su carrera haciendo anuncios para periódicos y revistas de Kansas City, Estados Unidos, gracias a que su hermano, quien trabajaba en un banco, logró introducirlo a una agencia publicitaria.

Durante esos días, el joven Walt conoció a Ub Iwerks, un artista local con quien pronto fundaría una compañía que, debido a la falta de trabajo, quebró al poco tiempo.

Sin embargo, el talento de la pareja llamó la atención de una empresa más grande. Fue allí donde Disney conoció la incipiente técnica de la animación, en donde una serie de imágenes fijas, inertes, adquirirían una nueva dimensión al filmarse en secuencia para crear la ilusión de que se movían.

Iwerks y Disney: inseparables compañeros de emprendimiento

Iwerks

Años más tarde, Disney intentaría nuevamente fundar una empresa, esta vez en la forma de Laugh-O-Gram Films, firma que innovó en el sector de la animación pero que tampoco pudo florecer.

Desesperado por alcanzar el éxito que lo había eludido por años, Disney vendió todo lo que tenía y pagó un viaje en tren a Los Ángeles, California, con el fin de fundar una empresa que estuviera más cerca de las estrellas de cine.

De hecho, en esa época, Disney, con apenas $40 dólares en el bolsillo, estuvo a punto de abandonar completamente la animación para dedicarse de lleno a la producción de largometrajes con actores reales.

Para su mala suerte, el mundo del cine tampoco le sonrió al emprendedor, quien optó por regresar al mundo de animación con un cortometraje que había producido años antes: Alicia en el País de las Maravillas.

Oswald, creación de Iwerks y Disney que sirvió como prototipo para Mickey

Oswald

La firma que conocemos hoy como la dueña de Marvel Entertainment y LucasFilm, nacería años más tarde como Disney Brothers Studio, con la ayuda de Roy, el hermano de Walt, como su primer gerente financiero, y Ub Iwerks como su artista principal.

A partir de entonces, la creación de Mickey en 1928 no sería nada fácil, pues hizo falta pasar por varios problemas legales con otros estudios de animación para que a Disney y su fiel animador Iwerks se les encendiera el foco para crear al ratón más famoso del mundo en un corto animado que tampoco tuvo éxito, pero que ayudó a la posterior creación de Steamboat Willie, el parteaguas en la historia de la compañía.

Plane Crazy fue la primera aparición oficial de Mickey (y Minnie)

Mickey

Luego de ese momento, el resto de la historia de Walt Disney, Iwerks y la compañía en la que trabajaron por décadas es parte de un desarrollo histórico que continuamos viviendo a flor de piel, en la forma de largometrajes, cortometrajes, animaciones, experiencias cinematográficas y el desarrollo de tecnologías innovadoras.

También te interesará: El emprendedor mexicano que conquistó a la NASA


Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados