Preparan el lanzamiento del primer nanosatélite diseñado 100% en México

Preparan el lanzamiento del primer nanosatélite diseñado 100% en México

Alumnos y profesores de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), trabajan sin descanso en un proyecto que pondrá a México a la cabeza de la exploración espacial con nanosatélites.

Mientras lees esta nota, ingenieros aeroespaciales de dicha institución trabajan en el desarrollo de un nanosatélite hecho 100% en nuestro país y que la Agencia Espacial Mexicana, junto con la NASA, pondrá en órbita en 2019.

Relacionado: Es mexicano, campesino de nacimiento y actualmente dueño de empresa internacional

El dispositivo fue llamado AztechSAT 1, en honor a la cultura que precedió a la que hoy conformamos todos los mexicanos.

Los nanosatélites (o CubeSats) son cubos de solo 10 centímetros que pueden comunicarse con constelaciones artificiales como Globalstar, la cual orbita la Tierra a mil 400 kilómetros de altura, enviando y recibiendo información que mejoran el intercambio de datos en la Tierra.

La misión será ejecutada en conjunto con la NASA, organización que se comprometió a colocar en órbita al primer nanosatélite mexicano para 2019.

El cubo trabajará en conjunto con otros 40 satélites

El AztechSAT 1 fue financiado completamente por la UPAEP, pero su instalación en la Estación Espacial Internacional (ISS) correrá a cargo de la NASA.

Una vez en la ISS, el dispositivo mexicano será liberado en órbita baja a 400 kilómetros sobre el nivel del mar, para comenzar a operar en conjunto con otros 40 satélites que forman parte de la constelación artificial Globalstar.

Ya libre, AztechSAT 1 viajará a siete kilómetros por segundo, lo que le permitirá dar una vuelta a la Tierra en solo 90 minutos.

Su vida útil será de 3 a 6 meses, tiempo suficiente para llevar a cabo todas sus operaciones de comunicación en beneficio de México y la humanidad, antes de caer de vuelta a la Tierra

La Estación Espacial Internacional liberará AztechSAT 1 en la órbita terrestre

‘Todo objeto que se lanza al espacio agarra su órbita pero va cayendo. También por el campo magnético, cuando uno suelta un objeto, el mismo campo lo trata de jalar, da vueltas un tiempo pero cae a la atmósfera y con el choque térmico se desintegra, es así como se desintegrará por el acceso a la atmósfera’, dijo el Dr. Héctor Vargas, director del proyecto.

Estamos al pendiente a ver qué sucede con este nanosatélite y también para atestiguar cómo México pone su granito de arena para mejorar las comunicaciones de todo el planeta.

gtb

También te interesará: Mexicano: pieza clave en la conquista de Marte




Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados