Es mexicano, campesino de nacimiento y actualmente dueño de empresa internacional

Es mexicano, campesino de nacimiento y actualmente dueño de empresa internacional
Netlog

La necesidad y la receta de marinado familiar lo llevaron a abrir un pequeño restaurante en Sinaloa que más tarde se multiplicó en más de 700 sucursales en México y EU.

Arnoldo de la Rocha es un claro ejemplo de éxito, de que con determinación es posible superarse. Este hombre, originario de la Sierra Tarahumara en Chihuahua, logró superarse de tal manera que actualmente es un empresario internacional.

Relacionado: Jóvenes mexicanos revolucionan implantes médicos

Pero llegar a esto no fue tarea fácil, tuvo una infancia complicada y llena de carencias, sus padres no tenían para dar zapatos y buena ropa a Arnoldo y a sus 11 hermanos, en su lugar, debían calzar huaraches de cuero y usar prendas remendadas.

Pese a que entró a la escuela hasta los 11 años, sus padres siempre le inculcaron valores, a no tenerle miedo al trabajo y a superarse. El empresario cuenta que a esta misma edad conoció los automóviles y que no sabía lo que significaba ser pobre hasta que conoció a los ricos.

A los 17 años terminó la primaria y decidió viajar a Chihuahua para trabajar como campesino, pero la ‘suerte’ cambió y pasó por varios empleos, fue velador y albañil. Hasta que un día, con ayuda de unos amigos y el acopio entre todos de $18,000 pesos, Arnoldo decidió afrontar la precariedad y el hambre, y valiéndose de una receta familiar, probó suerte en el ámbito gastronómico y abrió un pequeño negocio de pollos asados.

Así es como en 1975 comienza a vender pollo asado al carbón en un pequeño restaurante en Los Mochis, Sinaloa, el cual se convirtió en todo un éxito.

Para 1980 su negocio creció y dio origen a la famosa cadena Pollo Feliz. En los noventas ya estaba en 167 ciudades de México y en el año 2000 ya contaba con 500 sucursales.

Pero los logros no quedaron ahí, en 2001, Pollo Feliz alcanzó la internacionalización, llegó a EU, donde cuenta con dos sucursales.

Después de asumirse sólo como un campesino y creer que sería su única oportunidad en la vida, pasó a ser un empresario internacional y ejemplo de emprendimiento exitoso, y por eso da conferencias para transmitir que todo mexicano e individuo puede lograr sus sueños, aun cuando ni siquiera se los haya planteado previamente.

Arnoldo considera que el éxito como emprendedor radican en:

  • Ser un líder antes que un jefe, liderar a la gente con amor y comunicación.
  • Creer en lo que haces

Si verdaderamente quieres lo que haces, terminarás haciendo lo que quieres

  • Tener la mente abierta para aprender de cada persona

 La transformación comienza en nuestra manera de pensar

  • Ejercitar la templanza porque genera riqueza
  • Estar convencido de que sí se puede

Arnoldo pasó de ser un campesino a un empresario internacional. Es considerado un verdadero ejemplo para todo mexicano.

gpa

Te podrá interesar: Héroe latino del 11 de septiembre amenazado con deportación


Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados