Socavones masivos también suceden alrededor del mundo

Socavones masivos también suceden alrededor del mundo
Netlog

Incidentes como el que sucedió en la carretera México-Cuernavaca suceden en todas partes, y de hecho, incluso en los países más avanzados del mundo.

En mayo del año pasado, la fractura de una tubería provocó la apertura de un enorme socavón a orillas del río Arno, en Florencia, que se tragó 20 autos que circulaban por la zona.

Relacionado: Mappir, tu solución al viajar en carretera

En noviembre del año pasado, en la ciudad japonesa de Fukuoka, las constantes e intensas lluvias de la región provocaron otro agujero de 30 metros de ancho y 15 de profundidad que detuvo la circulación de una importante vía de comunicación.

A pesar de los esfuerzos por taparlo en menos de una semana para restablecer el tránsito, la zona volvió a mostrar signos de hundimiento.

Esto no significa que las carreteras del mundo no se construyan con los más altos niveles de calidad, sino que existen zonas topográficas en todo el planeta que, junto a las lluvias, provocan este tipo de incidentes.

Prueba de ello es el descubrimiento de una cadena de socavones entre los que destaca uno más profundo que la Torre Eiffel y más ancho que el Empire Estate, el segundo rascacielos más alto de Nueva York.

A lo largo de un área de 600 kilómetros cuadrados, un equipo de geólogos chinos hallaron 17 socavones gigantes y 31 de tamaño promedio, pero suficientemente grandes como para tragarse varios automóviles.

Esto en medio de una importante cadena de montañas, al noroeste de China.

La ubicación de cada punto donde podría esconderse un socavón es difícil de precisar y por eso es que cada año suceden incidentes de esta naturaleza.

Sin embargo autoridades como la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (STC) trabajan para detectarlos a tiempo y prevenir su aparición con técnicas y tecnologías cada vez más precisas y avanzadas.

gtb

También te interesará: Basura y lluvias, causas del socavón en Paso Express: SCT


Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados