Yogome hace que los niños quieran aprender matemáticas y programación

Yogome
Yogome

A través de juegos móviles, la plataforma Yogome busca que los niños de 5 a 11 años se diviertan mientras aprenden y refuerzan conocimientos que adquieren en la escuela, como matemáticas y geografía, hasta los que no forman parte del programa de estudios, como la programación.

Manolo Díaz, CEO y cofundador de Yogome, explica que cada juego fue desarrollado en colaboración con especialistas (y evaluado por la Universidad de Yale durante 2 años), “desarrollamos una currícula que va desde kínder hasta quinto de primaria, cubrimos ocho materias diferentes: matemáticas, ciencias, geografía, creatividad, medio ambiente, salud, lenguaje y programación”.

Por cada módulo hay una actividad educativa que consiste en un minijuego, por ejemplo, un personaje que debe llegar a un castillo y requiere que el niño resuelva ciertas operaciones aritméticas para conseguirlo. Hay cerca de 50 contenidos disponibles por grado escolar.

Los juegos están disponibles para dispositivos móviles con sistema operativo iOS y Android mediante una suscripción mensual de 99 pesos.
El emprendedor comenta que los pequeños usuarios mexicanos pasan alrededor de 25 minutos en la aplicación y los juegos más populares están relacionados a las materias de matemáticas, pero también hay un gran interés en la programación.

Díaz considera que a través de la programación, los niños también refuerzan el pensamiento crítico, razonamiento, resolución de problemas y el trabajo en equipo.

De San Luis Potosí para el mundo

Manolo Díaz cuenta que antes de lanzar Yogome se dedicaba al desarrollo de páginas de internet con quien hoy es el cofundador de la empresa, Alberto Colín, hasta que una escuela les pidió diseñar juegos que complementaran el aprendizaje de los alumnos. “Aquí surgió el interés por crear contenido de calidad que ayudara a los niños a aprender de manera divertida”, recuerda.

En 2011 hicieron maletas y viajaron de su natal San Luis Potosí hacia Silicon Valley, sonde levantaron inversión y posteriormente incubaron su startup. Actualmente cuentan con tres oficinas (en San Francisco, SLP y CDMX) y 36 empleados, sus juegos están disponibles en cuatro idiomas y tienen cerca de 3 millones de usuarios mensuales en más 30 países.

En el futuro, la empresa busca llegar a más países y posicionarse, “no hemos alcanzado ni el 2% de la cantidad de niños que pueden usar nuestro producto en el mundo, hay mucho por crecer”, señala Manolo Díaz.

Quizá te interese: ¿Es posible aprender a través de los videojuegos?




Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados