El portaaviones más poderoso de la flota británica usa… ¿Windows XP?

El portaaviones más poderoso de la flota británica usa… ¿Windows XP?
Netlog

La integridad del Reino Unido descansa sobre los hombros digitales de un software de hace 16 años.

La noticia que ha vuelto locos a los británicos esta semana revela que el portaaviones más grande en la historia de la Marina de la Reina funciona con Windows XP.

Relacionado: Microsoft explica el porqué del fracaso de sus smartphones

Esto significa que los principales sistemas de armas del HMS Queen Elizabeth se controlan mediante uno de los sistemas operativos más populares del mundo.

Dicha vulnerabilidad fue descubierta por periodistas de varios medios británicos, entre ellos los de The Guardian, quienes no tardaron en divulgar la noticia.

A pesar de que Windows XP es querido por millones de usuarios (y aún es usado en sistemas bancarios de todo el planeta), este fue el sistema operativo más vulnerado por el ransomware WannaCry, que en mayo pasado puso de rodillas a decenas de grandes empresas del mundo.

Este portaaviones pesa 3 mil 500 millones de libras

En otras palabras, puede que Windows XP sea querido y estable, pero también cuenta con protocolos de seguridad obsoletos que permiten que cualquier hacker tome el timón del HMS Queen Elizabeth y haga lo que quiera con la nave.

Una vez que se reveló este pequeño secreto naval, el capitán del portaaviones comentó:

Tendremos una escolta y destructores (navíos de guerra) alrededor de nosotros para asegurar la seguridad del barco.

‘Nuestros sistemas de seguridad están más cerca de la NASA que del NHS (el seguro médico universal del Reino Unido),’ dijo.

Quizá las autoridades británicas tengan una buena razón para seguir usando Windows XP, pues la versión que usan no debe ser la que todos conocemos, sino una mucho más segura y avanzada diseñada específicamente para su uso en buques de guerra.

gtb

También te interesará: Hoy se venden 100 millones de computadoras Windows menos que en 2012


Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados