En este auto podrás viajar sin manejar ni contaminar

En este auto podrás viajar sin manejar ni contaminar

El nuevo coche autónomo de Toyota incluirá inteligencia artificial y conducción automatizada con la que alcanzaría un rango de mil kilómetros en una recarga.

El Toyota FCV Plus, con pila de combustible de hidrógeno pretende alcanzar una autonomía de conducción 50 por ciento mayor que la de otros modelos de la misma compañía.

Relacionado: El nuevo automóvil eléctrico es mexicano

De acuerdo con la página oficial de Toyota, este auto también podría generar electricidad directamente a partir de hidrógeno almacenado fuera del mismo.

La mayor automotriz de Japón busca poner fin a los vehículos de combustión interna y por ello apuesta firmemente por los vehículos con pilas de combustible como primordial apuesta a los autos sin emisiones.

Por ello, Japón ha creado el Mapa de la Sociedad del Hidrógeno, para aumentar el número de vehículos con pilas de combustible, planeando llegar a 40 mil para 2020.

Además del auto Mirai, lanzado por Toyota en 2014, sólo Honda ha puesto a la venta un auto a hidrógeno en el país, el Clarity Fuel Cell.

El interior del vehículo de Toyota incluye el concepto Fine-Comfort Ride que llevar a seis pasajeros, reorganizando los asientos para que todos tengan una vista hacia el interior del auto.

Pese a la ventaja de ser recargados en tres minutos y tener un rango de manejo más amplio que los eléctricos, la producción de autos de hidrogeno presentan problemas de infraestructura.

Sólo hay 91 estaciones de hidrógeno en país, pese a la iniciativa del Gobierno de implementar 160 para 2020. Mientras que Japón tiene alrededor de 7 mil 200 cargadores eléctricos públicos.

Toyota está en continuo desarrollo de vehículos comerciales de hidrógeno que incluye un camión repartidor y dos autobuses con pilas de combustible que ya están en funcionamiento en Tokio.

Te podrá interesar: Apple sí le va a entrar al mundo de los automóviles inteligentes




Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados