Trump contra la ciencia, la exploración espacial e internet

Trump contra la ciencia, la exploración espacial e internet

El próximo mes de enero será especial para el mundo. Durante los primeros días de 2017, el presidente número 45 de Estados Unidos asumirá el control de su administración y, bueno, materializará la mayoría de las cosas que prometió durante su campaña.

Por supuesto hablamos de Donald J. Trump, el presidente electo del vecino del norte que no ha reparado en decir justo lo que piensa sobre algunos asuntos que nos competen como la neutralidad en la red, la investigación científica y la exploración espacial, entre otras cosas.

Relacionado: Así reaccionó el peso mexicano tras el triunfo de Trump

En un artículo publicado por el portal ArsTechnica, se hizo una recopilación de lo que Trump ha dicho que hará al respecto de los asuntos arriba mencionados.

Neutralidad en la red

En este aspecto, Trump ha sido algo vago en su discurso, pero David Krates, autor del artículo original, considera que el neoyorquino buscará la manera de establecer cierto filtro a las agencias noticiosas que se comuniquen a través de internet.

De hecho, Trump prometió que buscaría nuevas regulaciones que permitan multar a los periodistas que sean críticos con él y su administración.

Acceso a internet de Banda Ancha

Krates comenta que Trump no ha hablado mucho sobre este aspecto, así que los ciudadanos estadounidenses que esperen una evolución significativa en la infraestructura virtual de su país se podrían sentir algo decepcionados.

Ciberseguridad

En su primer debate contra Hillary Clinton, Trump dijo que ‘hace falta revisar las defensas cibernéticas de Estados Unidos para identificar sus vulnerabilidades’; sin embargo, más allá de eso no ha comentado nada sobre este aspecto clave.

Trump está convencido que los rusos están detrás de los ataques que el Comité Nacional Democrático sufrió en julio 2016, por lo que se espera que una de sus primeras acciones como presidente de Estados Unidos sea asignar a un equipo de expertos en ciberseguridad que se encarguen de revisar las defensas virtuales de las dependencias gubernamentales.

Trump vs. Apple

A Trump le enfada tanto que Apple proteja la privacidad de sus usuarios que convocó a un boicot contra los productos de la empresa de Cupertino hasta que comiencen a ‘cooperar’ más en investigaciones contra supuestas amenazas a la seguridad nacional.

Por eso se cree que a partir de 2017 se iniciará una campaña tras bambalinas para forzar a Apple a facilitar el acceso a los datos de sus clientes cuando dependencias gubernamentales como el FBI se lo soliciten.

Desarrollo científico

Dicen los expertos que Trump será el ‘peor enemigo’ para la ciencia.

Un análisis de sus propuestas presidenciales sugiere que sus recortes de presupuesto serán un freno a las investigaciones científicas, en especial las dedicadas a descubrir el origen y los estragos del Calentamiento Global, fenómeno que Trump llama ‘una farsa inventada por los chinos’.

De hecho, se sabe que una de las cosas que menos le importa atender al futuro presidente de Estados Unidos es la investigación científica, por lo que es muy probable que este sector sea el primero en sentir los recortes presupuestales que se espera que implemente a partir de enero.

Para Trump, las vacunas provocan autismo y Mike Pence, su vicepresidente, es un férreo creyente de la teoría del creacionismo, misma que ha manifestado en más de una educación que buscará inculcar en las aulas de toda la nación.

Exploración espacial

Aquí Trump quiere aprovechar su experiencia en los negocios para hacer de la exploración espacial un asunto entre capitales privados y públicos.

Su misión, dicen los expertos, es hacer del espacio una atracción turística más que se esfuerce más en construir infraestructura lúdica que realizar exploración relevante para la humanidad.

Básicamente, Trump podría darle la NASA a las empresas privadas.

Conclusión

Por muy desolador que parezca este panorama, recuerda que un presidente no tiene la última palabra en una democracia moderna y menos en una como Estados Unidos.

Existe el Congreso, organismo que podría echar para atrás varias de las iniciativas del neoyorquino.

Además, siempre habrá voces que se pronuncien en contra de algunos de sus proyectos y promesas, lo que podría detener en seco muchos de los planes que Trump anunció durante su campaña electoral.

También te interesará: ¿Cómo afecta la victoria de Trump a Silicon Valley y a los emprendedores?

 

 

 


Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados