Mini NES: una pequeña gran consola, pero lástima de precio

Mini NES: una pequeña gran consola, pero lástima de precio

Hoy sale la Mini NES, la versión miniaturizada del ‘nintendo viejito’ que conocimos hace ya más de tres décadas.

En BizNext tuvimos la oportunidad de pasar poco más de una hora con este producto con el que Nintendo busca revivir viejas glorias y enamorar de nuevo a los fans de sus videojuegos más entrañables.

Relacionado: Nintendo lanzó otra mini consola que sacará al hipster que llevas dentro

La consola pesa poco y cabe en la palma de la mano, lo que permite llevarla de tu casa a la de algún amigo con facilidad.

MININES

La Mini NES cuenta con una entrada HDMI y un cable para conectarla a la electricidad.

MININES6

El botón de Reset sirve para entrar al menú principal desde donde podemos guardar una partida o elegir un nuevo juego.

MININES9

Este producto trae 30 videojuegos clásicos precargados, que van desde TECMO BOWL, hasta The Legend of Zelda.

MININES7

La consola permite guardar nuestras partidas con facilidad y elegir entre tres modos diferentes de video.

MININES4

Podrás jugar con dos controles que también serán compatibles con un adaptador para Wii y Wii U.

Sin embargo, a pesar de que el Mini NES es un gran producto, existe un grave problema: su elevado precio en México.

MININES5

En Estados Unidos, uno se puede hacer de una consola de estas por $60 dólares, mientras que aquí debemos pagar casi $96 USD.

La distribución en nuestro país hace que paguemos $1,999 pesos (precio oficial en tiendas departamentales y distribuidores oficiales) en lugar de su valor real, que apenas supera los $1,250 pesos.

Es una pena que se explote la nostalgia y los mejores momentos de Nintendo de esta manera tan rapaz e injusta para los gamers mexicanos.

Esperemos que un día, los encargados de distribuir este producto recapaciten y ofrezcan esta consola a un precio justo.

También te gustará: NES en miniatura: la estafa de la nostalgia

 

 


Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados