Inventos de uso diario que no existirían de no ser por la guerra

Inventos de uso diario que no existirían de no ser por la guerra
Netlog

De no ser por Napoleón, probablemente no tendríamos latas para conservar nuestra comida, y gracias a los alemanes tenemos viajes espaciales.

La guerra es un evento que todos preferiríamos evitar, pero desgraciadamente también es catalizador del avance tecnológico en casi todas las industrias.

Relacionado: Prueban las primeras armas láser montadas en un helicóptero de guerra

Prueba de ello son todas las cosas de uso diario que nos facilitan la vida, pero que no existirían de no ser porque dos o más naciones decidieron declararse la guerra hace tantos años atrás.

Cinta adhesiva

En la Segunda Guerra Mundial, los Aliados necesitaban un material que permitiera sellar las cajas de munición de sus soldados durante las operaciones anfibias. Afortunadamente, una empresa llamada Johnson & Johnson llegó con la solución,: una cinta que por un lado se adhería a cualquier superficie y por el otro aislaba el agua y el aceite.

Margarina

Napoleón III (el que ordenó invadir México) necesitaba alimentar a sus soldados en lugares donde la mantequilla escaseaba y por eso contrató al químico Hippolyte Mege-Mouries para que le inventara un sustituto más barato y resistente a los elementos: la margarina.

Alimentos envasados

Hablando de napoleones, el primero y más popular, organizó un concurso para ver quién inventaba un método para conservar mejor los alimentos durante largos periodos de tiempo.

Fue Nicholas Apparent quien desarrolló el sistema de calentar y sellar alimentos en envases de vidrio con el fin de que estos continuaran siendo útiles aún en las campañas más prolongadas de las Guerras Napoleónicas.

Bidón

La máquina de guerra Nazi consumía gasolina como ninguna otra y para transportarla de las refinerías alemanas al frente hizo falta inventar un recipiente hermético, resistente y fácil de mover. Así nació el bidón que, dicho sea de paso, Reino Unido y Estados Unidos copiaron, pero no sin olvidar quién lo había inventado primero, ‘los Jerries’, apodo que le ponían los Aliados a los alemanes. De ahí el primer nombre que le dieron al bidón estadounidense: Jerry Can.

Pegamento

En su búsqueda por hacer un material resistente que permitiera crear mejores miras telescópicas para los rifles, el químico Harry Coover descubrió por accidente el súper adhesivo, un líquido espeso que pega las cosas con tal fuerza que era casi imposible separarlas.

¿Qué otro invento recuerdas que haya nacido del conflicto entre dos o más bandos?

gtb

También te interesará: Carteles de cuando México le declaró la guerra a los Nazis


Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados