CEO de Adidas explica porqué fabricar calzado en EU es ‘ilógico e improbable’

CEO de Adidas explica porqué fabricar calzado en EU es ‘ilógico e improbable’
Netlog

A lo largo de más de cuatro décadas, las grandes compañías han contratado a fábricas en Asia para hacer los productos que les dan fama mundial.

Sin embargo, este fenómeno también podría ser el culpable de la caída en el número de empleos y el abandono de antiguos centros de manufactura en países como Estados Unidos.

Relacionado: ¿Qué significa el nombre de estas famosas marcas?

Desde que comenzó su campaña electoral, Donald Trump ha prometido ‘regresarle sus empleos a los estadounidenses’, pero lo que parece no saber es que la industria ya no se mueve en Estados Unidos o en Europa, sino en Asia.

Grandes empresas como Samsung o Apple defienden la idea de contratar fabricantes asiáticos para hacer sus productos desde el aspecto económico hasta el logístico, pero Trump y sus allegados no parecen querer entender razones.

Por eso Kasper Rorsted, CEO de Adidas, declaró al Financial Times las razones por las que hacer sus famosos zapatos deportivos en Europa sería completamente ilógico e improbable.

El 90% de la producción de Adidas viene de Asia

Nuestra producción viene de Asia. Es una completa ilusión creer que la manufactura de estos productos puede regresar a Europa en términos de volumen

Rorsted también descartó la posibilidad de mover las fábricas que tiene en naciones como China o Singapur a Estados Unidos por los salarios poco competitivos que tendría que pagar en ese país.

Financieramente es ilógico

El CEO de la firma alemana asegura que así es la manera en la que se mueve ‘el resto de la industria’ y que firmas como Nike y Under Armour se guían por la misma lógica.

Sin embargo, como hace notar Business Insider, Adidas es pionera en la creación de fábricas automatizadas que sí operan en Alemania y Estados Unidos, pero sólo para satisfacer una demanda más ligera.

Muy pocos zapatos son fabricados fuera de Asia

A pesar del éxito que ha logrado este concepto, Rorsted no cree que vaya razón para quedarse en estos países, por lo que pronto será migrado a Asia, donde operan los fabricantes y proveedores de materiales necesarios para hacer la ropa que vende Adidas.

Para este CEO hay algo muy claro: a pesar de Trump y sus intentos por revivir la manufactura en Estados Unidos, la presencia de su empresa continuará en Asia, sin importar nada.

También te interesará: Un chofer discutió con el mismísimo CEO de Uber y esto fue lo que se dijeron


Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados