El inventor que creó una prueba para detectar el cáncer a los 15 años

INCMty
INCMty

A los 15 años de edad, Jack Andraka ya había desarrollado una prueba de bajo costo para detectar cáncer de páncreas, ovarios y pulmón en etapas tempranas, pero aunque el éxito le llegó a temprana edad, alcanzarlo no fue sencillo.

El joven, hoy de 19 años, comenzó a investigar sobre el padecimiento por su cuenta luego de que un ser querido falleciera a causa del cáncer de páncreas y se dio cuenta de que era un cáncer que usualmente se detectaba demasiado tarde con un análisis viejo, costoso y poco preciso.

La investigación se convirtió en su pasión, “mis maestros preguntaban ‘¿qué vas a hacer en vacaciones?’ y yo decía ‘voy a investigar proteínas’”, recordó durante su participación en el festival de emprendimiento INCMty, organizado por el Tecnológico de Monterrey.

Sin embargo, el acceso a la información tenía un precio elevado y para conocer los avances y descubrimientos de más de 90% de los artículos científicos, debía pagar 35 dólares por cada uno de ellos. “El conocimiento no debería ser un lujo, debería ser un derecho humano”, afirmó.

Otro problema al que se enfrentó Andraka fue al buscar un laboratorio que abriera sus puertas a un inventor que aún no contaba con un grado universitario, pero después de 199 rechazos, logró que le dieran la oportunidad de aprender más y desarrollar su prueba.

El test detecta una proteína en la sangre cuya producción aumenta cuando se tiene cáncer de páncreas (de forma parecida a los detectores de glucosa en los diabéticos); tiene un costo de tres centavos de dólar y es 168% más rápida que el método empleado tradicionalmente.

Actualmente, Andraka estudia en la Universidad de Stanford y trabaja en el desarrollo de nanorobots que puedan entrar al torrente sanguíneo y contribuyan a incrementar la efectividad de los tratamientos para combatir el cáncer.




Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados