Marcas que han sido acusadas de copiar diseños mexicanos

Marcas que han sido acusadas de copiar diseños mexicanos

Con el argumento de “rendir un homenaje a México” varias marcas internacionales han usado diseños indígenas, aprovechando que muchos no cuentan con un registro de propiedad intelectual.

Aquí te presentamos a las empresas que han sido acusadas de plagio:

El gobierno de México acusó a la diseñadora Carolina Herrera de plagiar diseños mexicanos y a pesar de que la firma aseguró que su colección demuestra el amor por el país, el Senado la demandará.

A la diseñadora venezolana se le acusa de haber usado bordados originarios de Tenango de Doria, Hidalgo; bordados del Istmo de Tehuantepec, Oaxaca, y el sarape de Saltillo.

Michael Kors también causó polémica cuando presentó en su colección diseños idénticos a las famosas “jergas” mexicanas.

A pesar de las críticas no fue demandado y llegó a vender sus prendas hasta en 20 mil pesos.

En 2017, la comunidad de San Juan Bautista Tlacoatzintepec en Oaxaca demandó a la firma española ‘Intropia’ por copiar su huipil chinanteco, que es originario de la región.

Intropia vendía sus prendas hasta en 198 euros, y afirmaban que estaban inspirados en un bordado azteca, lo cual es incorrecto, según la comunidad de Oaxaca.

La gente también acusó a la firma Mango de plagiarse los tenangos, originarios de región otomí-tepehua de Tenango de Doria, Hidalgo.

En 2015 la marca francesa Antik Batik demandó a Isabel Marant por plagiarle sus diseños y ésta se defendió alegando que eran diseños de una comunidad de Oaxaca.

Fue gracias al escándalo que la comunidad de Santa María Tlahuitoltepec, Oaxaca se enteró que les habían plagiado sus diseños, pero a pesar de reconocer que no eran suyos, ninguna de las firmas francesas los recompensó económicamente.

La marca Argentina, Rapsodia, también fue acusada de copiar la iconografía zapoteca de la comunidad de San Antonino Castillo Velasco, Oaxaca.

Nike lanzó tenis ‘inspirados’ en el arte huichol, pero después los patentó como propios, por lo que las comunidades de dónde son originarios no podrán usarlos.

En 2018, artesanas de Aguacatenango, un poblado de Chiapas denunciaron a la firma Zara por plagiarles sus diseños.

La marca Louis Vuitton vende unas sillas por 12 mil 800 libras (312 mil 700 pesos), que incorpora diseños otomíes de la comunidad de Tenango de Doria, Hidalgo, según denunció la ONG Impacto.

En 2015 artesanos de Hidalgo denunciaron a Nestlé por plagiarse los bordados de Tenango de Doria, para su campaña de chocolate Abuelita.

La youtuber Yuya también fue acusada de plagio por utilizar los tenangos para la marca de maquillaje que lleva su nombre.

La firma Dior también fue acusada de copiar diseños de las artesanas de San Juan Chamula, Chiapas en su línea de bolsos y pulseras, a lo que respondieron que era una ‘inspiración’.

Te podría interesar: Los productos ‘piratas’ que más ganancias dejan en México




Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados