La laguna de Bacalar está perdiendo sus siete colores por la contaminación

La laguna de Bacalar está perdiendo sus siete colores por la contaminación

Bacalar es un pueblo mágico situado en Quintana Roo, donde se encuentra la laguna de los 7 colores, llamada así porque a simple vista se pueden apreciar siete distintas tonalidades de azul, pero está perdiendo su encanto por culpa de la contaminación.

El pequeño poblado tiene poco más de 11 mil habitantes y permaneció por años siendo un lugar prácticamente desconocido, hasta que fue nombrado pueblo mágico en 2007 por la Secretaría de Turismo y los viajeros comenzaron a interesarse.

Bacalar se volvió uno de los lugares más populares, pero con la llegada masiva de turistas, también llegó la contaminación, provocada por basura y aguas negras, que han afectado el equilibrio de la laguna.

“La basura por diversos orígenes, los lixiviados y desperdicios agrícolas, la contaminación por drenaje y el turismo están poniendo en riesgo el equilibrio del cuerpo lagunar”, explicó el biólogo Omar Caballero Hernández a The New York Times.

El mal drenaje y sistema de alcantarillado, provoca que en época de lluvias se formen ríos negros que desembocan en la Laguna de los Siete Colores.

A simple vista un turista no puede apreciar los cambios, pero habitantes de Bacalar aseguran que los colores de la laguna han ido desapareciendo desde hace cinco años, en gran parte porque más del 45% del litoral de la laguna está ocupado por residencias particulares, y no cuentan con un buen manejo de sus aguas negras.

Te podría interesar: Se vuelca tráiler de Gamesa vecinos le ayudan a salvar su mercancía




Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados