Hombre sufre infarto por exceso de trabajo y comparte su experiencia

Hombre sufre infarto por exceso de trabajo y comparte su experiencia

Un hombre que sufrió un infarto relacionado al exceso de trabajo, decidió compartir su experiencia en LinkedIn para reflexionar sobre la importancia de tener un equilibrio entre la vida personal y laboral.

Jonathan Frostik, quien se desempeñaba como director de programas en HSBC de Londres, recordó que se encontraba un domingo a las 4 de la tarde sentado en su escritorio, preparando su semana de trabajo, cuando comenzó a sentir que no podía respirar.

Frostik narró que sentía una opresión en su pecho y los oídos le comenzaron a palpitar, pero mientras su vida corría peligro, él solo podía pensar en los pendientes de trabajo que no iba a poder cumplir.

“Tenía que reunirme con mi gerente mañana. Esto no es conveniente “, pensó el hombre.

Como pudo llegó a su habitación y al verlo su esposa llamó a emergencias. Mientras se recuperaba en el hospital comenzó a reflexionar sobre su vida y decidió hacer cambios.

“Ya no estoy pasando todo el día en Zoom; estoy reestructurando mi forma de trabajar; no voy a estar soportando cualquier s#%t en el trabajo nunca más, la vida literalmente es demasiado corta”, escribió Jonathan.

También señaló que está comprometido con bajar 15 kilos de peso y en pasar más tiempo con su familia.

Su publicación en LinkedIn ya acumula casi 300 mil likes y ha recibido miles de comentarios de otros trabajadores que también se identifican con su historia, pues han descuidado su salud por el trabajo.

En entrevista con Bloomberg News, Jonathan afirmó que durante la pandemia él y sus compañeros habían pasado una “cantidad desproporcionada” de tiempo en llamadas de Zoom y antes del infarto, el hombre trabajaba 12 horas diarias.

En Japón la muerte por exceso de trabajo entre oficinistas fue reconocida en 1987 y se le denomina Karoshi, que en realidad es resultado de la combinación del estrés, una mala alimentación, falta de ejercicio y enfermedades preexistentes ya sea cardiovasculares, diabetes u obesidad.



Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados