Reguladores europeos piden un alto a Pokémon Go

Wikimedia Commons
Wikimedia Commons
Netlog

Las millones de descargas que acumula Pokémon Go dejan en evidencia que los gamers en todo el mundo aman la aplicación, pero los reguladores europeos no comparten la misma opinión.

De acuerdo con Bloomberg, los responsables de proteger los derechos del consumidor en el continente tienen algunas observaciones respecto a los términos y condiciones que los usuarios de la plataforma deben aceptar antes de poder “atraparlos a todos”.

Por ejemplo, a menos que abandonen la plataforma en los 30 días posteriores a la descarga, los jugadores acceden a renunciar a sus derechos de representación en una corte como demandante o miembro de una demanda colectiva en favor de un arbitraje vinculante e individual.

“Imagino que la mayoría de las personas que usan Pokémon Go son jóvenes y probablemente no lo leerán (el contrato). No es inusual que las compañías establezcan términos y condiciones y que posteriormente las circunstancias cambien y éstos se vuelvan poco realistas. Es comprensible, las cosas se mueven rápido”, mencionó el abogado dela firma Slater and Gordon, Mark Woloshak.

Otros permisos que solicita la app desarrollada por Niantic son acceder a datos GPS de las personas en tiempo real así como a la cámara del teléfono, por lo que grupos de consumidores han buscado garantías de que los usuarios puedan defender sus derechos en caso de una disputa.

La Federación de Organizaciones de Consumidores Alemanes amenazó con demandar a Niantic si no remueve 15 reglas del contrato para el 9 de agosto, diciendo que violan las leyes de seguridad nacional.

En Francia, poco después de que la app se lanzara en el país, el grupo de derechos del consumidor UFC Que Choisir dijo que el juego era “muy curioso en términos de datos personales, potencialmente costoso e incluso peligroso”, además de advertir a los padres sobre la posibilidad de que sus hijos gasten cientos de euros en compras en línea con facilidad.

El regulador de mercado del gobierno francés dijo que cualquier contrato cuyos términos tuvieran requisitos que figuren en una lista de prohibiciones de 2009 podría hacer que la compañía que lo establezca reciba multas de hasta 15 mil euros (alrededor de 16 mil 500 dólares) y ser anulado por mandato.

En el resto de la Unión Europea también existen leyes que protegen a las personas de términos “injustos”, de acuerdo con Wolshak, quien define injusto como algo que represente una falta de equilibrio entre los derechos y obligaciones en detrimento del consumidor.

El abogado agregó que si un usuario llevara a Niantic a la corte por filtración de datos u otra demanda, el desarrollador podría tener que reescribir las reglas para futuros usuarios.


Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados