Esta es la razón por la que eres adicto a tu celular

Pexels
Pexels

¿Abriste Instagram para buscar algo en específico y de pronto llevabas 20 minutos viendo otras imágenes? ¿Te distraes cada que recibes una notificación en tu teléfono? No te preocupes si esto te ha sucedido, ocurre con bastante frecuencia. De hecho, detrás de tus apps hay un equipo preocupado por hacer todo lo posible por captar tu atención.

Ver imágenes de otras personas, interactuar y recibir retroalimentación positiva (en forma de likes o comentarios) de lo que publicas en redes sociales libera dopamina, una sustancia química asociada con sentimientos placenteros.

Todo lo que las apps y servicios hacen en tu teléfono, como enviarte notificaciones o reproducir videos automáticamente, es una apuesta por atraerte y engancharte, dijo al portal Recode Tristan Harris, filósofo y creador de Time Well Spent, un movimiento que busca concientizar a las personas sobre el uso de la tecnología y el impacto que tiene en sus vidas.

Harris mencionó que el diseño de producto solía enfocarse a crear algo funcional que ayudara al usuario, pero ahora está centrado en cómo atraer a las personas y convencerlos de pasar más tiempo en una app determinada.

El especialista señaló que empresas como Apple , Google y Facebook son una especie de planificadores urbanos que han creado la ciudad invisible en que todos vivimos, pero no existe una autoridad que regule lo que ocurre ahí, “no tenemos representación a menos que no usemos o compremos el producto, y eso no es realmente representación”.

Es complicado romper con esa ‘adicción’ a las apps por completo, después de todo, se han convertido en la forma de estar en contacto con amigos o una vía de comunicación laboral.

Ante este panorama, han surgido alternativas para lidiar con la necesidad de revisar el teléfono. Un ejemplo es Space, una app (sí, una aplicación para combatir tu adicción a otras) creada por neurocientíficos e ingenieros que busca terminar con ese ciclo de producción y necesidad de dopamina.

Space retrasa la apertura de las aplicaciones que indiques (o las notificaciones que recibas) el tiempo necesario para que dejes de engancharte con una plataforma.

Otras sugerencias son sacar tus dispositivos del cuarto antes de ir a dormir, o al menos evitar ponerlos al lado tuyo, para eliminar la tentación de verlo durante la noche.

El psicólogo Larry Rosen compartió algunas sugerencias en entrevista con The Washington Post, por ejemplo, incrementar los intervalos de tiempo en que revisas tu teléfono y silenciarlo, para evitar distracciones.

Quizá te interese: En este país, la mitad de la población consume internet desde su celular


Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados