El astronómico precio de saltar al mundo de la realidad virtual

El astronómico precio de saltar al mundo de la realidad virtual

Durante el keynote de Oculus Rift en el que participó ni más ni menos que Mark Zuckerberg, descubrimos los planes de Facebook para altar a la Realidad Virtual (RV)

Luego de ver el impresionante demo de las capacidades del Oculus Rift, un nuevo producto que combina lo mejor de las redes sociales con las experiencias virtuales, nos preguntamos qué hay detrás.

Relacionado: Six Flags y Samsung apuestan por montañas rusas con realidad virtual

Hagamos a un lado el bombo y el platillo y hagamos un ejercicio de investigación detectivesca para descubrir cuánto va a costarnos entrar a este maravilloso mundo de ilusiones y fantasías.

Los controles Oculus Touch se venderán en $199 dólares ($3,800 pesos). Sin ellos será muy difícil interactuar con las personas y objetos que habiten el mundo virtual que propone Facebook y la firma Oculus VR.

OTouch

Si quieres sumergirte aún más en el mundo alterno de Zuckerberg, debes comprar un paquete de sensores que se colocan en distintas esquinas de una habitación para detectar tus movimientos con precisión. Su precio es de 79 dólares ($1,500 pesos).

Sensor

Aún falta un actor importante en tu experiencia: las gafas Oculus Rift, que tienen un precio de $599 USD (11 mil 500 pesos).

riftshipping2

Sumando todo la cifra alcanza 880 dólares (poco menos de 17 mil pesos), lo que convierte la experiencia virtual de Facebook en un lujo al que pocos podrán acceder.

Eso, claro, sin contar una computadora de especificaciones decentes que pueda procesar los gráficos en tiempo real y la interacción con los dispositivos antes mencionados.

Y todo para ver… esto.

VRZuck

Ahora, para usar el Facebook de siempre no hace falta más que un smartphone o una computadora con conexión a internet. Comparando precios, tener una cuenta en esta red social y disfrutar de sus características no tiene ningún costo, hecho que contrasta mucho con la nueva propuesta de Zuckerberg.

Esto no significa que no valga la pena asomarse al mundo de la realidad virtual, pero si vamos a tener que desembolsar varios meses de salario para hacerlo, entonces, quizá, esta nueva herramienta no va a ser tan inclusiva como creíamos.

También podría interesarte: Iñárritu y Lubezki preparan película para Realidad Virtual


Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados