¿Qué hay de verdad en la historia viral del tipo que murió aplastado por pornografía?

¿Qué hay de verdad en la historia viral del tipo que murió aplastado por pornografía?

En internet circulan noticias de todas clases, pero pocas veces nos topamos con una como esta que ha dado la vuelta a todo el mundo y ha sido replicada por decenas de medios por su mórbida naturaleza.

Según medios como LADBible o The Daily Mail, que han replicado sin verificar las fuentes, un solitario japonés de 50 años de edad murió tras ser aplastado por cientos de kilos de pornografía que guardaba en su habitación.

Relacionado: Lenovo también quiere aprovechar la nostalgia para traer de vuelta el Moto RAZR

De acuerdo a la noticia, el cadáver fue descubierto seis meses después, enterrado debajo de los DVDs, revistas, mangas y juguetes eróticos que había estando coleccionando desde hacía ya bastante tiempo.

Por razones evidentes, la noticia fue replicada un gran número de veces en internet, generando gran impacto en el público y viralizándose con rapidez; sin embargo, la versión real es muy diferente a la que conocimos.

Según Mashable, el reporte original surgió el pasado 28 de febrero, mismo que fue divulgado por un portal japonés llamado Nikkan Spa, que informó la muerte de un sujeto de 50 años de edad en la prefectura de Kanagawa.

Los casos de ‘muertes solitarias’ se han triplicado en Japón desde 2005

Debido a que esta persona vivía sola, nadie se enteró de su muerte hasta que un mes después fue descubierto su cadáver enterrado debajo de algunas revistas pornográficas.

Sí, el hombre murió, pero no al ser aplastado por su material erótico, sino por un ataque al corazón y no existe evidencia de que su deceso haya sido provocado por ‘aplastamiento por toneladas de material pornográfico’.

Por lo regular, se advierte la presencia de un cuerpo una vez que los fluidos que emanan de este al descomponerse comienzan a molestar a los vecinos, pero debido a que las revistas sobre las que había caído los absorbieron, nadie se dio cuenta hasta un mes después de su muerte.

En Japón existen grupos especializados de ‘limpieza’ que vacían las habitaciones donde murió alguien para evitar que su familia vea la cantidad de material ‘sensible’ que consumía antes de morir

El portal japonés destacó que estos casos (en los que alguien que vive solo muere y nadie lo nota sino hasta varias semanas después) es muy común en Japón y que incluso se tiene un nombre para este lamentable fenómeno: Kodokushi.

A pesar de las evidencias, la noticia no ha dejado de multiplicarse una y otra vez, destacando el aspecto alarmante del asunto y perdiendo el respeto por la familia del difunto.

También te interesará: Nintendo agradece a sus fans con un mensaje oculto en el control del Switch


Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados