Esto sucedió cuando le dieron Chochos Desapendejadores a la mano derecha de Slim

Esto sucedió cuando le dieron Chochos Desapendejadores a la mano derecha de Slim

El décimo episodio de la segunda temporada de Shark Tank México nos dejó boquiabiertos.

Todo iba bien hasta que llegó la última ronda de emprendedores.

Relacionado: Este es el pitch más ‘perrón’ que hemos vimos en la temporada 2 de Shark Tank México

Su producto es relativamente conocido. Son los famosos Chochos Desapendejadores que vienen en una cajita de latón y que se venden en varios museos y puntos culturales del país.

Sus creadores son Guadalupe Gómez y Benjamín Rodriguez, de Remedios Mágicos, una empresa que más que hacer dulces, crea experiencias divertidas.

Los productos que maneja la firma son muchos y van desde las legendarias píldoras de Valemadrina hasta las pastillas Aflojatodo para cualquier tipo de situación.

De hecho, algunos sharks recomendaron tomarse algunas para comenzar a aflojar la lana y apoyar el proyecto de estos emprendedores mexicanos.

Con tal de expandir sus operaciones, Benjamín y Guadalupe estuvieron dispuestos a ceder el 15% de su empresa a cambio de dos millones de pesos de los sharks.

Los tiburones estuvieron muy interesados, pero Díaz Ayub, mano derecha de Carlos Slim, hizo una oferta bien agresiva.

Las cosas se pusieron tensas a partir de ese punto, pero después de un giro de tuerca interesante, todos salieron al quite.

En algún punto Ayub le pidió a Benjamín tomarse un par de chochos para ‘aclarar sus ideas’ y ver con quién iban a aliarse.

El resultado fue un cierre de negocios satisfactorio que ayudará a crecer a esta empresa a tal grado que es probable que pronto veamos estos remedios mágicos en cualquier lugar del país.

Para ver qué sucedió no olvides sintonizar Canal Sony a las 22:00 horas para ver el nuevo episodio de Shark Tank México.

gtb

También te gustará: Este pitch de Shark Tank México sí que nos impresionó de principio a fin


Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados