Un robot es acusado de matar a una trabajadora en EU

Wikimedia Commons
Wikimedia Commons

La posibilidad de que los robots reemplacen las labores de los humanos en diversos sectores es una preocupación latente alrededor del mundo, aunque para otros también existe el temor de morir por culpa de una de estas máquinas.

William Holbrook interpuso una demanda contra los fabricantes del robot involucrado en la muerte de su esposa en julio de 2015.

Wanda Holbrook se desempeñaba como técnica de mantenimiento en una planta de autopartes en Michigan, Estados Unidos; su trabajo consistía en mantener a los robots de la línea de ensamble en orden. Un día, mientras realizaba sus labores habituales, quedó “atrapada por la maquinaria del robot” que la mató al intentar mover una carga que terminó por caerle encima y aplastar su cráneo.

El accidente fatal ocurrió porque el robot se activó de forma inesperada y entró en una sección que no le correspondía.

En la demanda, el esposo de Wanda Holbrook nombra a cinco firmas estadounidenses que desarrollan las máquinas que usan en la planta: Prodomax, Flex-N-Gate, FANUC, Nachi, and Lincoln Electric.

El documento legal señala que los robots, herramientas, controles u otras partes no fueron diseñadas, manufacturadas o probadas adecuadamente, lo que terminó por ocasionar el incidente.

Hasta ahora no existen estándares de seguridad en la industria de la robótica, de acuerdo con la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional en los últimos 30 años han fallecido 30 personas por accidentes donde los robots han estado implicados, es posible que el número de incidentes crezca a medida que incrementa la automatización.

(Vía Quartz)

Quizá te interese: ¿Los robots también deberían pagar impuestos




Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados