Lee esta reseña antes de comprar Battlefield 1

Lee esta reseña antes de comprar Battlefield 1

Luego de varios días de intenso juego tanto en campaña individual como en la porción multijugador de Battlefield 1, tenemos una opinión sobre la apuesta más valiente de DICE y EA hasta el momento.

Contrario a la tendencia, Battlefield 1 no explora los campos de batalla actuales o los del futuro, sino que regresa al jugador a 1914 para ponerse en las botas de varios soldados que participaron en la Gran Guerra.

La apuesta fue arriesgada debido a la naturaleza del conflicto. Hacer un videojuego sobre la guerra de trincheras y la complicada burocracia que provocó grandes pérdidas humanas a cambio de poco avance estratégico sería complicado, pero, de alguna manera, DICE, el estudio creador del concepto de Battlefield, logró destilar la tragedia de la Primera Guerra Mundial en un videojuego capaz de transmitir la tragedia humana y la acción del primer conflicto global completamente mecanizado.

El minimalista y contemporáneo diseño de los menús del juego son testamento de que Battlefield 1 no intenta transportarnos a la Primera Guerra Mundial, sino ofrecer un vistazo al público del siglo XXI a los años en los que se desarrolló el conflicto.

Relacionado: Todo lo que hay que saber de la Nintendo Switch

La interfaz del globo terráqueo que usamos para elegir las misiones que cumpliremos echa luz sobre la escala global de las batallas y sus repercusiones en un planeta que aún sufre las consecuencias de los actos de los humanos que participaron en ellas.

Desgraciadamente, la inmersión en los brutales cuatro años que duró la guerra se ve constantemente interrumpida por inconsistencias gráficas que nos hacen pensar que Battlefield 1 es un beta y no un juego pulido completamente.

El juego busca cierta autenticidad histórica pero no se apega mucho a ella

Trinch

Además, se cometen graves errores históricos que pasarán desapercibidos para la mayoría de los jugadores, pero que alguien medianamente enterado sobre la época notará inmediatamente.

No vale la pena profundizar sobre dichos errores, pero sí puedo decir que uno de ellos, el más evidente para el aficionado militar avispado, es la presencia de los cascos alemanes ‘pickelhaube’ caracterizados por la púa que sobresale de su parte superior, en segmentos ambientados en los meses finales de la guerra.

Cabe destacar que este modelo de casco tan representativo había desaparecido casi en su totalidad para 1916 debido a dos razones: la púa delataba la posición de las tropas germanas agazapadas en las trincheras y lo limitado de su potencial de protección contra traumatismos craneales.

En lugar de jets, triplanos que atraviesan el cielo turco

Nav

Sin embargo, asumiré que no todos notarán el primero de muchos errores históricos que empañan la experiencia de Battlefield 1, pero que podrían pasarse por alto si tomamos en cuenta que estamos jugando un videojuego y no mirando un documental sobre la Primera Guerra Mundial.

Ignorando un poco estas imprecisiones y la forma tendenciosa en la que se presenta el conflicto (en especial en la parte de Lawrence de Arabia, uno de los episodios más discutidos de la historia moderna), Battlefield 1 es un título que celebra los avances industriales de la primera guerra mecanizada para sumergir al jugador en el corazón de un enfrentamiento que arrinconó a los grandes imperios del mundo a modernizarse o sucumbir.

La campaña individual, que dura poco mas de cuatro horas, es sólo un pretexto para maravillarse con las capacidades del motor gráfico Frostbite 3 de DICE, que permiten recrear de manera realista las trincheras de Europa, los idílicos escaparates de Galípoli (Turquía) y la inmensidad de las dunas ardientes de la Península Arábiga.

Battlefield 1 juega con la nostalgia de los dispositivos de principios del siglo XX 

Harlem

El sonido, como es de esperarse en una experiencia bélica de este calibre, está diseñado para que el jugador sienta la potencia de las armas disponibles a principios del siglo XX y el feroz avance de las orugas de los primeros tanques que aplastaron los campos de batalla.

Por otro lado, la sección multijugador es una experiencia someramente buena que se ve limitada por la poca variedad estratégica de las armas y accesorios disponibles. Sin embargo, uno no puede evitar sentirse más cómodo al no enfrentarse a la abrumadora cantidad de opciones de configuración de partidas, tanto en arsenal como en modos de juego y mapas, de otros juegos ambientados en tiempos más modernos.

Hay nueve mapas disponibles en los cuales 64 jugadores pueden batirse a tiros de manera simultánea. De todos los modos de juego, que son los de siempre: Atrapa la Bandera, Conquista y Deathmatch, el que destaca es Operaciones, que es un combate a escala masiva compuesto por diferentes partidas interconectadas de casi una hora de duración que enfrentan a dos equipos a avanzar lentamente a través de un inmenso escenario para conquistar el territorio enemigo.

El juego te lleva de Francia a Turquía y la Arabia bajo el domino otomano

Arab

Battlefield 1 tiene justo la cantidad de opciones necesarias para jugar un par de partidas rápidas y continuar avanzando de rango hasta alcanzar los premios más jugosos, reservados sólo para los jugadores más persistentes.

Debido a que en 1918 muchas naciones e imperios tenían su forma muy particular de diseñar armas, accesorios y vehículos, encontrarás una gran cantidad de rifles, fusiles, carabinas, ametralladoras, granadas y pistolas para enfrentarte al enemigo; sin embargo, el jugador experimentado acabará por ignorar 95% de este catálogo bélico para especializarse en un solo rifle que, dicho sea de paso, la mayoría de los contrincantes usará.

A diferencia de otros shooters, Battlefield 1 es un título para maravillarse con las proezas técnicas del equipo detrás de este producto que, más que enseñar los horrores de una de las guerras más innecesarias de la historia, nos deja jugar con lo más moderno que la ciencia de hace 100 años tenía disponible para desatar el terror.

¿Vale la pena comprar? La campaña individual es breve, pero los juegos de Battlefield no son famosos por este apartado, sino por su multijugador y éste, aunque sea de forma muy limitada, cumple todas las expectativas.

También podría interesarte: Twitter, Reddit, Spotify y otras plataformas sufren ataque informático




Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados