Empresas en las que nadie creía y hoy dominan el mundo

Empresas en las que nadie creía y hoy dominan el mundo

Emprender un negocio no es fácil, pero algunas historias de las empresas más poderosas que hay en el mundo nos demuestran lo importante que es confiar en lo que uno cree, aunque nadie más lo haga.

Netflix nació en 1997 como una startup que quería crear un catálogo de películas virtual para que los usuarios ya no tuvieran problemas por no regresar las películas.

La idea no funcionó y en el 200 Reed Hastings, fundador de Netflix, buscó a John Antioco, CEO de Blockbuster, para hacer una alianza, pero fue rechazado.

Netflix siguió intentando por años y tras varios fracasos, actualmente cuenta con más de 140 millones de suscriptores.

Aunque no lo creas cuando se creo Coca Cola casi nadie la compraba, pues John Pemberton, su inventor, en realidad quería que fuera un jarabe para problemas digestivos que además diera energía.

En su primer año apenas vendieron 400 botellas, pero al darse cuenta Pemberton del potencial que tenía su bebida, le cambió la imagen y con lo años Coca Cola llegó a todo el mundo.

El coronel Harland Sanders tuvo una vida complicada y varios empleos, hasta que en 1930 abrió un restaurante donde vendía pollo frito con una receta secreta, que lo hizo popular en Kentucky.

Pero el restaurante donde vendía su pollo se vio afectado por la creación de una nueva carretera en 1952 y con 62 años se decidió a ofrecer su pollo por todo Estados Unidos hasta que logró abrir la franquicia KFC.

Starbucks fue fundada en 1971, pero sólo se vendían granos de café y maquinaria. Después de 10 años Howard Schultz fue contratado y les propuso a los dueños vender café, pero para ellos el café sólo se tomaba en casa.

Al no poder convencerlos Schultz abrió su propio café llamado “Il Giornale” en 1986, al año siguiente los dueños de Starbucks le vendieron su franquicia y se comenzó a expandir.

Ford Motor Company fue fundada en 1903 por 12 inversores, entre ellos, Henry Ford a quien le aconsejaron no invertir sus ahorros porque creían que los autos eran sólo una moda pasajera.

Para 1906 Ford asumió la presidencia de la compañía y comenzó el éxito gracias a la popularización del automóvil Ford T.

Ben & Jerry’s fue fundada en 1978 por dos amigos, Ben Cohen y Jerry Greenfield, quienes aprendieron a hacer helado en un curso por correspondecia, que les costó 5 dólares.

La empresa tenía una cultura donde priorizaban la sustentabilidad y responsabilidad social, que entonces no era algo común, pero contra todo pronóstico la empresa prosperó.

Walt Disney fue despedido del periódico donde trabajaba por su falta de imaginación e ideas productivas.

Eso lo llevó a crear la productora Laugh-O-Gram Films, pero no obtuvo el financiamiento y quebró, sin embargo, siguió intentando hasta construir el imperio que es hoy Disney.




Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados