Empresarios millonarios que nunca terminaron la universidad

Empresarios millonarios que nunca terminaron la universidad

Solemos creer que si estudiamos una carrera universitaria vamos a tener un mejor sueldo, la realidad es que esa regla no siempre aplica, tal como lo demuestran estos casos de empresarios exitosos que nunca terminaron la universidad.

Steve Jobs, fundador de Apple, se inscribió a la universidad Reed College, pero provenía de una familia de bajos recursos y terminó saliéndose al terminar el primer semestre, debido al elevado costo de la matrícula.

En la graduación de un grupo de alumnos de Stanford, Jobs aseguró que dejar la universidad fue de las mejores decisiones de su vida.

Recordó que gracias a que dejó la universidad, tomó un curso de caligrafía que le sirvió años después para diseñar “la computadora con la tipografía más bella del mundo”.

Amancio Ortega fundador de Inditex, que aglomera tiendas como Zara, Pull and Bear y Massimo Dutti, tampoco fue a la universidad y comenzó a trabajar como repartidor a los 14 años en una tienda de ropa.

Años después consiguió trabajo como dependiente en otra tienda de ropa y ahí le surgió la idea de emprender su propio negocio.

En 1963 fundó con su familia Confecciones GOA, una empresa que confeccionaba batas para mujer y ese fue el inicio de Zara.

Bill Gates, fundador de Microsoft logró entrar a Harvard para estudiar derecho, pero terminó dejando la carrera después de dos años para fundar Microsoft.

En 2007 la Universidad de Harvard entregó a Gates un diploma y doctorado “honoris causa” en reconocimiento a sus logros como empresario.

El presidente de Harvard dijo que ese doctorado servía para reconocer “al miembro más ilustre de la clase de 1977 que nunca se graduó”.

Un caso similiar fue el de Mark Zuckerberg, quien dejó sus estudios en Harvard para mudarse a Palo Alto e impulsar Facebook.

En 2017, 12 años después, Harvard decidió validarle las materias que nunca terminó y entregarle su título de informático a Zuckerberg.

 “Cuando termine este discurso será la primera vez que termine algo aquí en Harvard”, dijo Mark en la ceremonia donde le entregaron su título.

Michael Dell, el fundador de la empresa de computadoras Dell, comenzó a estudiar de medicina en la Universidad de Texas y en 1984 creó en su habitación la empresa PC’s Limited.

Al darse cuenta que ganaba más dinero instalando computadoras de lo que podía ganar con la carrera de medicina, dejó la universidad y se enfocó en su empresa. Años más tarde fundó Dell Computer.

Richard Branson, fundador de Grupo Virgin que aglomera a más de 300 empresas, nunca fue a la universidad y ni siquiera terminó el bachillerato.

Branson tiene dislexia y nunca pudo con el ritmo de la escuela, tenía bajas notas por lo que decidió enfocarse en algo que le gustara y creó la revista Student, entonces el director del colegio le dio a elegir entre continuar sus estudios o la revista, y prefirió dejar la escuela.

Jack Dorsey, fundador de Twitter y Square, se inscribió en la Universidad de Ciencia y Tecnología de Missouri pero al poco tiempo se cambió a la Universidad de Nueva York.

No pasó mucho tiempo y dejó sus estudios para vender un software para taxis que había desarrollado. Posteriormente fundó la empresa Obvious, que evolucionó en Twitter.

Jan Koum, uno de los fundadores de WhatsApp, se inscribió a la Universidad de San José, en California, pero la dejó a medias.




Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados