El Osito Bimbo quiere conquistar nuevo terreno asiático

El Osito Bimbo quiere conquistar nuevo terreno asiático

Bimbo, el gigante de las panificadoras, quiere seguir conquistando mercado asiático, y planea incursionar en al menos otro país de Asia y en Oriente Medio.

Aunque la empresa de Lorenzo Servitje, entró al mercado chino en 2006 mediante la compra de operaciones en Beijing de la panificadora española Panrico por 11 millones de dólares, ahora quiere fortalecer su negocio en el gigante asiático, mediante nuevas adquisiciones de empresas locales.

“Bimbo buscará una consolidación que le permita después la expansión”, señaló  Bernardo Zermeño, gerente general de la unidad de negocios de alimentos de la compañía, a la agencia internacional Reuters.

De acuerdo con el reporte financiero de la compañía al cierre de 2016, el consumo de pan de caja tradicional se ha desacelerado en algunos mercados como Norteamérica y Europa; sin embargo, la compañía prevé que la demanda siga aumentando en América Latina, Asia, Medio Oriente y África.

Hoy en día, Bimbo tiene presencia en más de 22 países de América, Europa y Asia.

El reto

Actualmente, Bimbo opera sólo en la región de Pekín, en una reducida área de alrededor de 500 kilómetros cuadrados debido a la complejidad de la logística y la distribución en el país asiático.

Algunos de los retos a los cuales se ha enfrentado la compañía, según Zermeño, han sido identificar los gustos de los consumidores, las diferencias culturales, cuestiones de propiedad intelectual, e incluso las diferencias idiomáticas.

“Uno de los principales retos que tenemos son las regulaciones, que están cambiando muy rápido; están las del gobierno federal y los de las locales, las reglas que son para empresas, para quienes somos extranjeros”.

Asimismo, hubo que adaptar tamaños, porciones y sabores de los productos.

Quizá te interese: Lorenzo Servitje, el empresario mexicano que fundó el imperio Bimbo




Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados