¿Para qué sirve el nuevo ecoducto de la Ciudad de México?

¿Para qué sirve el nuevo ecoducto de la Ciudad de México?

Imagina un proyecto destinado a realizar acciones en contra del cambio climático y que, a la vez, sea un lugar recreativo que signifique la recuperación de espacios públicos.

Eso es justo lo que se buscó con el nuevo Ecoducto CDMX de Río de la Piedad. El proyecto, ubicado en el camellón que divide los sentidos del Viaducto Miguel Alemán, está enfocado para el tratamiento de más de 30 mil litros de agua residual.

Su función es remover los principales contaminantes que se encuentran en las aguas residuales como la materia carbonosa, microorganismos patógenos, nutrientes, sólidos suspendidos y metales pesados, entre otros.

Para lograr lo anterior, se utilizan ocho biodigestores y cuatro humedales artificiales que llevan a cabo la limpieza del agua.

Con este ecoducto, el gobierno local contempla ahorrar los más de 300 mil pesos anuales que gastaba en la compra de agua tratada.

Adicionalmente, el proyecto cuenta con un corredor de 1.6 kilómetros de longitud con áreas de esparcimiento y 50 mil ejemplares de plantas que contribuirán a reducir la emisión de 50 toneladas de carbono anuales a la atmósfera.




Selección editorial

© 2016 Prowell MediaTodos los derechos reservados